Personajes

Matilde Borromeo, la aristócrata que ha convertido la naturaleza en su forma de vida

Descendiente de la nobleza, ha convertido en su trabajo las que fueron pasiones de su infancia: los caballos y la naturaleza.

Matilde Borromeo, amazona y criadora de caballos, representa la nueva aristocracia ecuestre tras cultivar desde pequeña su interés por la naturaleza. | Foto: Alberto Zanetti
Matilde Borromeo, amazona y criadora de caballos, representa la nueva aristocracia ecuestre tras cultivar desde pequeña su interés por la naturaleza. | Foto: Alberto Zanetti

"La condesa que cría vacas". Así se retrató ella misma hace unos años, mostrando una buena dosis de ironía no tan común en la alta aristocracia a la que pertenece. Matilde Borromeo, de 36 años, es hija de la modelo alemana Marion Zota y el conde Carlo Borromeo; hermana de Beatrice, la mujer de Pierre Casiraghi –hijo de la princesa Carolina de Mónaco–; y ella misma madre de dos hijos. Pero, sobre todo, es amazona por pasión y criadora de caballos de profesión.

Graduada en Ciencias Agrícolas y Veterinarias en la Universidad de Milán, donde nació y creció, alternando estancias en el campo e incluso un periodo en Nueva York, se dio pronto cuenta, quizás definitivamente, que la vida en la ciudad no era para ella.

Para ser feliz, necesitaba el olor a hierba recién cortada, barro en las botas y contacto diario con los animales

Así que recuperó la pasión de su niñez,cultivada cuando acompañaba a su padre a recorrer los campos de trigo en la silla de montar de un esbelto caballo negro holandés. Ahora, incluso, participa en importantes competiciones ecuestres con dos de sus caballos, Adavante y Deante (la terminación -ante no es casual; todos pertenecen a la misma línea genealógica). "El tiempo muestra que la carrera define tu resultado; es la consecuencia de un viaje que dura años, pero que evoluciona día a día".

La importancia de los detalles

Pantalones ajustados con polos o camisas de seda, a veces con estampados divertidos, y vestidos elegantes son la cara exterior de un estilo que reclama cómodo. “Del mismo modo elijo las joyas: deben adaptarse a mi vida diaria, pero también a mi vida más mundana”, cuanta para explicar su relación con la firma Pomellato, de la que es embajadora e imagen de la nueva colección, Fantina, inspirada, cómo no, en el mundo ecuestre. Collares de diferentes longitudes, anillos para mezclar o simplemente una pulsera especial para completar sus 'looks'. La relación de Borromeo con Pomellato avanza y, de hecho, habían previsto conjuntamente concursos internacionales de hípica que la crisis sanitaria ha obligado a aplazar.

Así que Matilde Borromeo aprovecha ahora este tiempo de espera para estar más con sus amigos y disfrutar de la música y el taekwondo. Pero también para reflexionar sobre sí misma y los sueños que aún no ha realizado, aunque muchos, seguramente, los encontrará sobre una silla de montar.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba