Gentleman

Oris presenta su calibre 400, un movimiento antimagnético y con cinco días de autonomía

Sin perder de vista su carácter y filosofía, la firma de Hölstein ha ideado un movimiento fiable que le permite ofrecer una garantía de 10 años.

Entre las novedades de este Calibre 400, el rotor que opta por un sistema de cojinete para su desplazamiento unidireccional.
Entre las novedades de este Calibre 400, el rotor que opta por un sistema de cojinete para su desplazamiento unidireccional.

Antimagnético, con una reserva de marcha de cinco días y una garantía de 10 años. Con estas credenciales se presenta el nuevo calibre creado por Oris, el Calibre 400. De cuerda automática, este movimiento es fiel a la forma de entender la relojería por parte de la compañía de Holstein, o lo que es lo mismo ha producido el mejor calibre con estas características para impulsar un reloj que llegará al mercado con el mejor precio posible.

Este movimiento in-house es completamente nuevo, concebido de forma independiente por Oris, y establece un nuevo estándar entre los movimientos mecánicos automáticos. Empezó a desarrollarse hace cinco años con el objetivo muy claro de producir un movimiento automático de alta precisión que además sirviera al ciudadano actual.

Boceto del disco de la fecha, en el que se ha aumentado el tamaño de los números
Boceto del disco de la fecha, en el que se ha aumentado el tamaño de los números

Rendimiento y fiabilidad

Lo que estaba claro es que, como dice Beat Fischli, director de operaciones de Oris y artífice junto a su equipo de este Calibre 400, “el verdadero desafío era producir un movimiento que funcionara de manera consistente y fiable". Para ello desarrollaron "un movimiento altamente eficiente, que fuera mucho más resistente al desgaste. Nos enfocamos en reducir la fuerza de torsión del muelle real, donde se almacena la energía, para ayudar a conservar la energía y ejercer menor presión sobre las partes móviles. También introdujimos un nuevo diseño de ruedas en el tren de engranajes que ofrece una eficiencia mayor. El calibre 400 retiene el 85% de la energía transferida desde el muelle real, en comparación con el 70% habitual.

También se ha actuado sobre el rotor. Si tradicionalmente se sitúa sobre un rodamiento de bolas que opera en ambas direcciones. Oris lo que ha hecho es basarse en un cojinete deslizante que solo carga en una dirección. Es mucho menos complejo y reduce el desgaste. Este rotor alimenta dos barriletes gemelos que permiten almacenar la energía necesaria para funcionar óptimamente durante 120 horas.

Un escape replanteado

En este Calibre 400 hay también otro desarrollo nuevo: el del escape. Han incorporado silicio para el áncora y la rueda de escape, y otros materiales no ferrosos para los ejes que sostienen el volante, la rueda de escape y el áncora. Alrededor de otras 30 piezas están hechas de materiales no ferrosos o aleaciones no magnéticas, de modo que el impacto de los campos magnéticos en la precisión del movimiento se reduce en más del 90% en comparación con los movimientos mecánicos estándar. 

Hitos mecánicos en los que  Oris ha contado con una red integrada por los mejores proveedores de Suiza, que ofrecen productos de alta calidad extremadamente ejecutados con técnicas vanguardia. Y es tal la confianza que la firma tiene en el movimiento gestado, que ofrece una garantía de 10 años en todos los relojes Oris con el nuevo movimiento cuando queden registrados en MyOris. Esto significa que, salvo daños accidentales o comprobaciones de resistencia al agua, no debería ser necesario llevar al servicio técnico un reloj Calibre 400 para un servicio hasta 2030. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba