El verano es tiempo de parar y desconectar. Además de ser la estación más esperada del año, es la estación del vino rosado. Delicioso acompañante de las olas y la brisa marina, la gastronomía estival y los veleros navegando la costa mediterránea, presentamos una escapada a través del paladar a seis privilegiadas zonas vinícolas alrededor del país, que rinden homenaje a la tradición, la calidad y la celebración relajada de la temporada estival.

Altea de Antonio Alcaraz 2020

Bodegas Antonio Alcaraz. DOCa Rioja.

Elaborado con la blanca viura y una pequeña cantidad de la tinta tempranillo, es un buen ejemplo de rosado agradable, frutal, sabroso, hecho para complacer sin exigir atención ni estudio. Tiene un perfil moderno, fresco, con un buen abanico aromático que acompaña.

Pla del Àngels 2020

Cellers de Scala Dei. DOQ Priorat.

Elaborado con garnacha tinta, tiene un atractivo tono rosa palo evanescente. Más aromático de lo que presagia su delicada presentación, exhibe notas de fruta blanca mezclada con recuerdos de frambuesas y un sutil toque de violetas. Boca carnosa, amplia, persistente y con mucho encanto. Sensación global seductora.

Viña Esmeralda

Miguel Torres SA. DO Catalunya.

Elaborado con garnacha, ha permanecido con sus lías unos cuatro meses y se presenta con aromas sutiles de frutos rojos y pinceladas cítricas. En boca es ligero y con su justa acidez. Apto para veganos, no se han utilizado productos de origen animal, como claras de huevo para su clarificación.

Valenciso 2019

Compañía Bodeguera de Valenciso. DOCa Rioja.

Este rosado de tempranillo 100% transmite infinidad de aromas y sensaciones. Obtenido por sangrado, ha fermentado sobre sus lías. De aspecto brillante y luminoso, es goloso y maduro en nariz, con muchos matices de fruta blanca y roja madura. Amable y con volumen en boca, es de post gusto largo y deja una sensación fresca.

Enate 2020

Viñedos y Crianzas del Alto Aragón. DO Somontano.

Imposible una selección de rosados donde no destaque este vino voluptuoso, frutal, sabroso y de mucha intensidad. No juega en la liga de los rosados pálidos tipo provenzal y exhibe llamativamente su color frambuesa que, rápidamente, transporta a una cesta de frutos rojos. Se muestra imponente y atrapa desde el primer sorbo.

Barón de Ley 2020

Bodegas Barón de Ley. DOCa Rioja.

Ligero prensado de garnachas y una maceración de unas pocas horas con sus hollejos dan como resultado el mosto que será el principio de este aromático rosado. Ideal para acompañar las ligeras comidas veraniegas. Lo más destacable son sus delicados aromas, que se alinean con las sensaciones de flor blanca. Apto para veganos.