Lo cogemos entre las manos: ante nosotros el recetario más galáctico que uno se puede encontrar, aunque más que un libro de cocina, esta publicación es un guiño al entretenimiento. Con recetas, eso sí. Lara Starr -no se podía llamar de otra manera- presenta 30 propuestas para hacer o interpretar de un modo muy particular unos platos de otro mundo -perfectos para un cocinero farsante-. Además, se nos da toda clase de indicaciones para convertirnos en verdaderos expertos de masas, azúcares y chocolates.

Es sin duda una selección bien dulce, con todo tipo de propuestas que alegrarán cualquier merienda o fiesta infantil. La estrella son sus helados láser de color azul, homenaje a Obi-Wan Kenobi, o el verde, hecho con lima y en recuerdo de Luke Skywalker.Pueden resultar una buena propuesta, además, para entretener a los pequeños ayudándonos como pinches en esta cocina sideral.

Con un poco de maña e imaginación, todas las recetas resultan irresistibles pero no se puede olvidar el pastel de Chocolate negro Darth, para orgullo del lado oscuro. Granizado Mos Eisley, Clones de Helado de Vainilla o Tarta de queso y chocolate como homenaje a Chewie  son otras de las deliciosas opciones.

Seguidores de la saga… ¡las arenas de Tatooine nos esperan... en la cocina!