Roku Gin, ginebra artesanal 100% japonesa, ha dado forma a esta original propuesta de ocio en colaboración con Casa Asia -institución referente en Madrid de la cultura asiática- y el Museo Lázaro Galdiano, convertido durante unos días en el punto de encuentro de la cultura asiática. Japanese Summer estará presente en la capital hasta el 16 de julio y cuenta con un variado programa de actividades inspiradas en auténticos rituales japoneses, siempre alrededor de un gin tonic de Roku Gin, ginebra elaborada con seis botánicos japoneses recolectados bajo la filosofía shun -en su punto justo de maduración-.

La invitación a liberar el estrés mediante la conexión con la naturaleza y la práctica de una técnica ancestral denominada Shinrin Yoku o relajante baño de bosque, que consta de un paseo con seis paradas de la mano de un experto, son algunas de las experiencias que Roku Gin ha revivido en la capital para el disfrute de los amantes del país del Sol naciente.

Aspecto del espacio de consumo de Roku Gin, en medio de un jardín japonés.

Bocados de inspiración oriental

Entre la oferta gastronómica de la temporada se presentan tres propuestas diferentes que llegan de la mano de cuatro chefs españoles expertos en cocina nipona: la cocina omakase, en la que el chef sirve al comensal lo que surja de su creatividad en el momento de preparar el menú. Ejemplo de ello es la cocina de Ebisu by Kobos, del Chef Kobo Cortés. También es posible degustar una exquisita selección de sushi de los chefs Alex Fernández y Joaquín Serrano del restaurante Kigen, y la propuesta del único restaurante Kaiseki en España, el Hannah Sushi Bar de Janek Flemying, en la que los ingredientes escogidos han de ser de temporada, así como los platos y bandejas, que han de reflejar la estación en la que están inspirados. Todos ellos presentan menús maridados con cócteles elaborados por 1862 DRY BAR con Roku Gin, como el Roku Mule, perfecto para el verano con notas cítricas; el Natsu ('verano' en japonés), con mango y fruta de la pasión o el Matsuri ('festival') alegre y con toque picante.

La muralista Mari Ito en pleno proceso de trabajo.

Vivir Japón desde dentro

El cambio de estación para los japoneses simboliza la ruptura con la experiencia pasada y la expectativa de futuro. La ceremonia de entrada al verano se materializa con la instalación del Chinowa o anillo sagrado, que los visitantes atraviesan para dar la bienvenida a la nueva estación. Una exhibición de pintura mural sobre un biombo de hierro de la artista Mari Ito, que quedará posteriormente ubicada en el propio Museo o el concierto para piano de la compositora e intérprete Hisako Hiseki son otras de las experiencias que ofrece Roku Gin, además de actuaciones como Taiko, el ceremonial de grandes tambores a cargo del grupo Taiko Einishi, y talleres de Shodo, la tradicional escritura japonesa.