Procida es una pequeña isla del Mediterráneo situada frente a la ciudad de Nápoles. Allí fijaron su residencia, durante algún tiempo, el escritor Alberto Moravia, y su mujer, la también escritora Elsa Morante, que desarrolla en sus confines la trama de la novela La isla de Arturo, escrita en 1957. Procida será la Capital de la Cultura italiana en 2022, en sustitución de la ciudad de Parma, que ha visto este 2021 prolongado el título que ya mereció en el extraño 2020. La isla pertenece al archipiélago de Campania, al igual que, estas sí más populares, Capri e Ischia. También ellas, bañadas por el Mediterráneo, han acogido e inspirado a destacados escritores de todas las épocas. En Ischia, por ejemplo, el escritor estadounidense Truman Capote pasó temporadas durante el año 1949 y, de hecho, en El ladrido de los perros describe así uno de sus paisajes, en la bahía de Scarrupata: “Llegamos a una extraña playa escondida, apartada entre rocas. El agua estaba tan clara que podíamos ver algas y peces veloces; no lejos de la orilla, piedras planas y lisas parecían balsas flotantes…

En la imagen, a la izquierda, sillón 'Cordula', de Missoni Home. A su lado, 'Butaca Fifty', de Ligne Roset, en metal y cuerda.

Sillón 'Bhuana', de Alvin T, hecho a mano en ratán.

Tumbados al sol, giramos y miramos las rocas, y vimos también las verdes hileras de enredaderas y la montaña cubierta de nubes”. La cercana Capri, por su parte, ha sido fuente de inspiración para escritores tan dispares como Goethe, que la menciona en su Viaje italiano, o Pablo Neruda, que pensó allí, en 1953, algunos de los poemas de Los versos del capitán. Sicilia, Lampedusa –ambas escenarios de las andanzas del detective Montalbano de Andrea Camilleri– o Elba –a la que llega en su huida el Edmundo Dantés imaginado por Alejandro Dumas en El Conde de Montecristo– forman parte también de esos escenarios isleños de novela. En ellos hemos querido ambientar esta selección de muebles de exterior: diseños orgánicos y formas y materiales naturales para disfrutar, y buscar la inspiración, al aire libre, junto al mar.

Biombo 'Plot', de Poltrona Frau, con cuero entrelazado.

Lámpara colgante 'Vertigo', de Petite Friture.