Lugares donde la naturaleza se presenta su estado más puro, esta selección de destinos la dominan ondulantes palmeras y cálidas aguas. Arenas finas, exóticos arrecifes y coloridas especies marinas construyen estos particulares rincones de paz, donde la celebración de la temporada estival adquiere un nuevo significado. Tras un año de pausa, los viajes se reinventan en experiencias alejadas de la rutina, donde la tranquilidad y la despreocupación conectan con la expresión más auténtica de la naturaleza y el confort.

Playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria. Foto: Tony Hernández.

Las Palmas de Gran Canaria (Islas Canarias)

Importante punto de encuentro para surfistas de todo el mundo, Las Palmas de Gran Canaria ofrecen su extenso litoral y su fondo marino protegido como uno de los escenarios que optan este año a convertirse en Reserva Mundial del Surf, un reconocimiento otorgado por la organización Save The Waves Coalition, que trabaja por la protección de los ecosistemas donde se practica este deporte a nivel mundial. Además de dar a conocer el surf como forma de vida, su misión reside en fomentar sus beneficios medioambientales, sociales y culturales. Entre los spots obligados de la isla, se encuentra El Confital, concebido como uno de los mejores reef breaks (olas que rompen sobre un lecho de roca, en este caso, de origen volcánico) de Europa por sus olas rápidas y bajadas verticales. El Loret, junto a la playa de Las Canteras, es otro enclave de referencia gracias a la presencia de marea baja, que forma olas de recorrido medio y con grandes paredes. Desde 2011, Las Palmas de Gran Canaria está presente dentro de la Red Mundial de Ciudades del Surf, un exclusivo grupo de ciudades con el interés común de impulsar el surf como sector económico.

Al sur de la provincia del Henao, los lagos d'Heure acogen un gran número de actividades para el disfrute de deportistas, familias y turistas en busca de naturaleza y del aire libre.

Lagos d'Heure, Valonia (Bélgica)

Al sur de Valonia, los lagos de Eau d’Heure concentran la belleza de un escenario de película, con un total de cinco lagos artificiales con 67 kilómetros de orilla. Existen diversas actividades para realizar en familia como la pesca, natación, kayak y otras para los amantes del deporte, como el ciclismo, el senderismo o el golf completan el repertorio de la oferta de ocio presente en este rincón paradisíaco ubicado al sur de Flandes y Bruselas. A través de un cable elevado sobre el nivel del agua movido por energía solar, es posible practicar esquí acuático, uno de los deportes más demandados en la región durante la época estival. También se puede visitar el interior de la presa de Eau d’Heure, que da nombre a los lagos, y continuar la visita con un paseo por las galerías de la presa, a 20 metros bajo tierra y por la plataforma SkyWalk, ubicada a más de 100 metros de altura, con privilegiadas vistas sobre los lagos de Plate Taille, de Eau d'Heure y de Falemprise.

El complejo de villas del Jacuzzi Water Villas, situado sobre las aguas de la playa de Veligandu.

Playa de Veligandu (Islas Maldivas)

Situada al oeste de Malé, capital de las Islas Maldivas, las playas de Veligandu ofrecen todo lo que un destino de verano necesita: una exuberante vegetación rodeada por arena blanca y aguas cristalinas. Explorar la vida submarina del océano Índico es uno de los mayores atractivos de esta playa gracias a sus maravillosos arrecifes de coral y coloridas especies marinas. Una oferta de belleza y privacidad a partes iguales para todos aquellos viajeros que buscan bienestar y desconexión en un entorno natural privilegiado. En la imagen, las villas del Jacuzzi Water Villas ubicado en Veligandu, uno de los exclusivos resorts de lujo formado por 54 villas sobre el agua, que incorpora cada una de ellas, un jacuzzi privado al aire libre.

Con la apertura del 'corredor libre' de Nueva Zelanda, las Islas Cook reciben a los turistas internacionales tras los meses de pandemia.

Islas Cook (Nueva Zelanda)

Pertenecientes a la Polinesia Neozelandesa, las Islas Cook son un archipiélago formado por 15 islas dispersas en el Océano Pacífico, entre el oeste del Reino de Tonga y el este de Tahití. Con capital en la isla Rarotonga, un punto geográfico de referencia es la isla Aitutaki, cuya laguna está considerada como una de las más bellas del mundo. Este archipiélago se caracteriza por su belleza salvaje y un paisaje natural apenas alterado por la mano del hombre. Una joya tropical con esencia maorí, un arrecife bordea la enorme laguna oceánica y la tranquilidad de sus aguas ofrece la sensación de estar nadando en una piscina. Entre las actividades acuáticas es posible practicar snorkel, buceo, surf o la particular sea scooter, sumergirse con pequeños propulsores que permiten alcanzar más velocidad bajo el agua.

Albufeira, El Algarve (Portugal)

Bendecido con un clima privilegiado durante todo el año, esta región portuguesa combina la riqueza de sus recursos naturales con la cuidada conservación de su herencia arquitectónica. Ubicada al sur del país luso, esta zona cuenta con 200 kilómetros de costa y está formada por pintorescas ciudades pesqueras que acogen exclusivos hoteles para familias y una vibrante vida nocturna. Para alojarse, increíbles complejos como el Eden Resorts, formado por 130 apartamentos y 62 villas, algunas de ellas con piscina privada. Su diseño respeta la arquitectura tradicional del Algarve, con 11 hectáreas de espacios verdes, amplias terrazas y balcones, que incitan a disfrutar de la vida al aire libre durante los largos y luminosos días que ofrece esta popular región portuguesa.