Una atractiva selección de exposiciones alrededor del globo abordan distintas realidades y problemáticas recogidas a través de la mirada de artistas contemporáneos. Estímulos sensoriales, desde la fotografía hasta la escultura, conforman este recorrido por el mejor escenario artístico presente museos y centros, que poco a poco, recuperan su actividad habitual.

Elsa Dorfman. Mi cámara y yo

Boston. Hasta el 30 de mayo. Museo de Bellas Artes.
La fotógrafa estadounidense Elsa Dorfman (1937-2020) es famosa por haber retratado a grandes figuras literarias de su país, y más especialmente a varios de la Beat Generation, movimiento del que fue parte activa. Además, Dorfman hacía sus trabajos en gran formato gracias la cámara instantánea Polaroid de 20 x 24 pulgadas (50 x 61 cm), que además de su tamaño tiene la particularidad de que se conoce la existencia en el mundo de solo seis de ellas. La exposición presenta 24 autorretratos realizados desde 1980, además de un grupo de fotografías más pequeñas del círculo de amigos.

Brighton Festival

Brighton. Del 1 al 31 de mayo. Varias sedes.
Después del parón obligado del año pasado por la pandemia, renace este festival que desde 1967 se realiza en esta ciudad del sur de Inglaterra. Se anuncian cerca de cien eventos, con artes diversas que involucran cine, debates literarios, literatura juvenil, circo, música clásica y contemporánea, danza, teatro, comedia y otras expresiones. Destaca en esta ocasión un evento titulado Ray Lee: Punto de partida, una instalación al aire libre descrita como “esculturas cinéticas monumentales que desafían la gravedad mientras giran y giran en una danza sin fin”.

"Votre humble serviteur" (1980), de Pierre Alechinsky.

Pierre Alechinsky

Bruselas. Hasta el 1 de agosto. Museo Real de Bellas Artes.
Del pintor y grabador belga Pierre Alechinsky (1927) puede
decirse que es una leyenda viva. Este exposición, llamada Carta Canta (así en el original), reúne una selección de sus obras en papel elegidas entre 270 regaladas por el artista a los Museos Reales, así como nuevas donaciones. Son más de 200 dibujos, acuarelas, aguafuertes, litografías y pinturas que proponen no solo bucear en su experimentación técnica, sino también en establecer vínculos entre sus trabajos y la colección del museo, desde Ensor hasta Magritte.

'La funambule', de la fotógrafa Sarah Moon.

Sarah Moon

Estocolmo. Hasta el 30 de mayo. Fotografiska.
La fotógrafa francesa Sarah Moon (1941), que comenzó su relación con la cámara poniéndose delante, ya que fue modelo en la década de 1960, rápidamente se interesó por el medio expresivo y comenzó a autorretratarse. Llegó a realizar una campaña de moda para Cacharel hasta que su fotografía derivó hacia lo que puede definirse como un paisaje de ensoñación. La exposición toma la forma de una instalación con una selección de las imágenes, películas y libros que ha producido Moon durante su carrera, que ahora abarca cuatro décadas.

La sal de la tierra

Jerusalén. Hasta el 30 de septiembre. Museo de Israel.
Agricultores y pescadores en la Holanda del siglo XIX es el subtítulo de esta exhibición, que presenta obras de los artistas Jozef Israëls (1824-1911), Max Liebermann (1847-1935) y Lesser Ury (1861-1931), el primero nacido en Países Bajos y los dos últimos alemanes. Llegaron a relacionarse entre ellos, aunque diferían en su enfoque sobre los motivos de sus obras de forma paradójica: mientras Ury, nacido en un hogar proletario, se volcó más hacia el impresionismo como hecho estético, Israëls y Liebermann, ambos de cuna adinerada, se volcaron hacia una pintura más social.

Cézanne, maestro de la Provenza

Les Baux-de-Provence. Hasta el 2 de enero. Carrières de Lumières.
Las obras más significativas del artista francés Paul Cézanne (1839-1906), como sus bodegones con manzanas, Los jugadores de cartas (1890-95) y Los grandes bañistas (hacia 1906), son desplegadas en este espectáculo multimedia que se vale de un centenar de proyectores. Así, las paredes de hasta 14 metros de alto de una antigua cantera calcárea sirven de impensado nuevo tapiz para quien fuera pintor autodidacta, creador de 900 lienzos y 400 acuarelas y que influyera tanto en el impresionismo como en el cubismo.

Imagen de 'Open My Glade (Flatten)', película reallizada por Rist en 2001.

Pipilotti Rist: Gran corazón, sé mi vecino

Los Ángeles. Hasta el 1 de octubre. MOCA Grand Avenue.
La videoartista suiza Pipilotti Rist (1962) acostumbra a explorar en sus trabajos las relaciones del vídeo y el cuerpo, para lo que se vale del mismo lenguaje visual que la industria audiovisual, aunque matizado con una mirada crítica. Esta exposición despliega más de 30 años del trabajo de la artista, y abarca sus primeros vídeos analógicos; instalaciones a gran escala en las que predominan el color y partituras musicales hipnóticas; y esculturas que fusionan objetos cotidianos, vídeos y formas decorativas.

Museo del fútbol

Montevideo. Permanente. Estadio Centenario.
Con ser un país pequeño, más si se lo compara con los dos grandes de América del Sur que lo abrazan –Brasil y Argentina–, sorprende saber que Uruguay ganó dos veces el campeonato mundial de selecciones de fútbol. La primera copa, llamada Jules Rimet, fue en el certamen inaugural en 1930, que se disputó aquí mismo; la segunda, tiene nombre de gesta: Maracanazo, cuando en 1950 ganó la final al local Brasil. Esa rica historia, adosada con varios hitos, como las dos medallas doradas olímpicas, seguramente suman para que este sea el museo más visitado por los turistas extranjeros.

'Geoffrey Hendricks and Brian', de Alice Neel (1978).

Alice Neel: People come first

Nueva York. Hasta el 1 de agosto. The Metropolitan Museum of Art.
Primera retrospectiva en 20 años en un museo neoyorquino de la artista estadounidense Alice Neel (1900-1984), presentada como una de las pintoras más radicales del siglo XX: defensora de la justicia social y con un compromiso de larga data con los principios humanistas que inspiraron tanto su vida como su arte. Eso aspiran a revelar las cerca de cien obras expuestas, entre óleos, dibujos y acuarelas, en especial el bloque dedicado a los muchos bohemios, disidentes y activistas que pintó y con los que colaboró ​​con frecuencia.

Napoléon

París. Hasta el 19 de septiembre. Grande Halle de la Villette.
Napoleón Bonaparte (1769-1821) rigió los destinos de Francia y de Europa durante los tres primeros lustros del siglo XVIII. Su impronta es tan importante como los odios y amores que despertó. Aún hoy su figura es discutida y admirada a partes iguales. Al hilo del bicentenario de su muerte, esta exhibición trata de echar nueva luz sobre su figura y rodearla con obras maestras creadas bajo su gobierno, objetos que le pertenecieron e incluso creaciones contemporáneas. Además, numerosos dispositivos digitales ofrecen una inmersión real al universo napoléonico.

'Texto, paratexto e imágenes', en Rhode Island.

Texto, paratexto e imágenes

Providence. Hasta el 17 de julio. Escuela de Diseño de Rhode Island.
En el campo del diseño todo cuenta; escribir a mano un texto, hacer un manuscrito, es trasmitir información y significado, es diseñar. El paratexto, literalmente 'al lado del texto', incluye notas de referencia, inscripciones y el estilo de letras elegido. La combinación de texto y paratexto con imágenes introduce nuevas interpretaciones. Con ejemplos desde manuscritos del Corán hasta grabados históricos japoneses y obras contemporáneas, esta exposición explora esas relaciones y, entre otros aspectos, cómo pueden revelarse pertenencias de clase social, de educación y otras jerarquías y normas culturales.

Calder Elemental

Hasta el 6 de junio. The Museum of Modern Art (MOMA).
El escultor que popularizó los móviles, esas esculturas cinéticas colgantes que tantas imitaciones han suscitado, es el protagonista de esta exposición centrada en mostrar cómo los elementos, incluidos el movimiento del mar y el soplo del viento, sirvieron de inspiración para dar forma a muchas de sus obras. "Uno de los objetos de Calder es como el mar e igualmente fascinante: siempre comenzando de nuevo, siempre nuevo", dijo Jean-Paul Sartre sobre las obras de este estadounidense (1898-1976) que revolucionó la escultura al invitar a las fuerzas invisibles del mundo natural a participar en su arte. Acuario, 23 hojas extendidas o Doble Gong son algunas de las obras, muy reconocibles, que pueden admirarse en esta exposición.