La vuelta de Porsche a una de las más legendarias carreras automovilísticas es sin duda uno de los eventos deportivos del motor de año. Y nada mejor para celebrarlo que organizar una completa exposición que durará hasta el próximol 13 de julio, un paseo por la historia de sus múltiples éxitos en la carrera francesa de resistencia y, al mismo tiempo, muestra el compromiso actual con Le Mans con un lugar destacado en el centro del escenario. Y es que por primera vez el 919 Hybrid con el que Porsche competirá en Le Mans el fin de semana del 14 y 15 de junio se presentará al gran público en el Museo Porsche.

Coincidiendo con el fin de semana de la carrera, la entrada al Museo Porsche será gratuita y se podrá seguir en directo la prueba

La exposición transforma el Museo Porsche en un circuito de competición, como homenaje a la prueba de resistencia más famosa del mundo. El principal foco de atención es el 919 Hybrid, un verdadero laboratorio de investigación y, para la propia marca, el coche de competición más complejo que jamás haya construido.

Los inicios de Porsche en Le Mans se remontan a 1951, punto que marca el comienzo de la exposición especial “24 Horas para la Eternidad”. Recreaciones sobre las paredes de momentos de la competición en los años victoriosos y a tamaño real, además de tramos de la propia pista, guiarán a los visitantes del museo a través de esta exhibición tan especial, en la que más de 20 coches diferentes cuentan la apasionante historia de esta legendaria carrera de 24 horas.

Junto al 919 Hybrid se pueden ver por primera vez en el Museo el Porsche 908/2 Spyder de cola larga de 1969, el Porsche 911 T/R de 1971, el Porsche 911 3.0 RSR de 1974, así como el Porsche 936/81 Spyder de 1981 y otros muchos más. El Porsche 936, que ya ganó la prueba en 1976 y 1977, venció de nuevo en 1981. Con sus 360 km/h, el 936 es el vehículo más rápido que ha pasado por la recta de Mulsanne y dio a sus pilotos, Jacky Ickx y Derek Bell, la sexta victoria absoluta, con 14 vueltas de ventaja. Entre los coches expuestos se incluyen también el Porsche 935 de 1979, el Porsche 911 GT2 Le Mans, el Porsche 962 GT Dauer Le Mans de 1994 y el WSC LMP1 de 1998.

En el fin de semana de la prueba el Museo Porsche abrirá por primera vez más de 24 horas seguidas, desde el sábado 14 a las nueve de la mañana hasta el domingo 15 de junio a las seis de la tarde. Los visitantes y aficionados a la carrera de resistencia podrán seguirla en vivo a través de varios monitores en el interior y en los alrededores del edificio del museo, como parte de un programa específico para el público. La entrada, además, será gratuita en este fin de semana de competición.