¡Qué maravilla! Las tardes y las noches españolas ofrecen los mejores planes: exposiciones en museos, los concurridos cines de verano con su atrayente olor a palomitas o las selváticas terrazas que se esconden en pleno corazón de la ciudad: ¿cómo acertar al combinar el look urbano con los estilos más veraniegos? ¿Cómo vencer al calor dominando también la elegancia? Un vestido fresco, nos calzamos unas sandalias, agarramos el bolso y ¡listos! ya podemos salir a disfrutar del esperado plan.

Si hay una tendencia que arrasa este verano –en todo 2014–, ésa es la de los tropical prints. No hay nada para bajar un poco la temperatura como las piñas, las palmeras, las hojas selváticas y los loros en vivos colores que dominan los estampados. Búscalos en blusas de gasa combinándolos con unos vaqueros cortos, o apuesta por los estampados en shorts ligeros y combinándolos con blusas de colores sólidos. Acertarás seguro.

Una de las grandes ventajas de las joyas del mar es su intemporalidad en la moda, sirven tanto para el verano como para el invierno. 

La exuberancia de estos estampados necesita un contrapeso inteligente y sutil. ¿Qué tal una sencilla combinación de collar y pendientes de perlas? Año tras año se estilan y son la apuesta más acertada. En la variedad está el gusto, por eso podemos elegir entre diferentes estilos, tamaños, precios… Las opciones son infinitas e incluso se pueden adquirir desde casa, como en la web de Mesenso, una tienda online especializada en joyas con perlas.

Una de las grandes ventajas de las joyas del mar es su intemporalidad en la moda, sirven tanto para el verano como para el invierno. Las perlas son el complemento perfecto, resultan tan sobrias como estilosas y añaden el toque perfecto a nuestro estilismo. ¡Además, como dicen en la biblia Vogue, las perlas tienen ese punto erótico que las hace irresistibles!

¿Cómo rematamos este estilismo tan versátil? El complemento que nos falta para dar el último toque y no dejar las muñecas al puede ser un estiloso reloj. En Marabilias ya os hemos dado la pista de por dónde va la tendencia este año: mucho color, gran atención al detalle y elegancia ante todo. ¡A partir de ahora no habrá terraza, lounge o bar veraniego que se nos resista!