¿Qué le hace sentir así? Pues lo que a la mayoría de las mujeres de medio mundo, al menos, de medio mundo occidental: la extrema delgadez de las modelos y protagonistas de los anuncios. "Eso es una auténtica locura. Tendríamos que subir el mínimo de peso que consideramos que está bien. Al menos para que yo deje de sentirme como la más gorda", ha declarado Jennifer Lawrence.

Desde luego que algo debería de hacerse, no es normal que tantas mujeres se vean afectadas por este tipo de trastornos. Recientemente la marca Gucci se ha visto obligada a retirar una campaña de publicidad por la extrema delgadez de la modelo que rozaba la anorexia.

Es importante no tener más peso del recomendado, pero no es lógico sentirse mal por tener un peso y unas curvas normales.

Si más actrices reivindicaran y contaran cómo se sienten, quizás todo sería más sencillo. O si más actrices reivindicaran sus curvas como también hizo recientemente Kate Winslet también ayudaría.

Kate Winslet

Jennifer Lawrence es una de las actrices que dice lo que piensa, al igual que están reivindicanco igualdad salarial entre hombre y mujeres, empiezan a escucharse voces que no se ajustan a las encorsetadas reglas de que marca la industria de Hollywood.

Desde luego que ellas, que creemos perfectas, super felices, y sin duda exitosas, (recordemos que Jennifer Lawrence ha ganado un Oscar, y a sus 25 años ha estado nominada en tres ocasiones más) sean las primeras en alzar la voz puede ayudar a que las cosas empiecen a cambiar. 

Esperemos que esta cara de felicidad no se le borre del rostro de la guapísima protagonista de Juegos del hambre (si no la reconoces es porque en la saga era morena).

Jennifer Lawrence