Nace en Miami en 1971 como un pequeño negocio familiar y hoy, cuanta ya con más de 3.000 tiendas alrededor del mundo. Para celebrar una trayectoria dedicada al lujo y a la elegancia atemporal, Sunglass Hut ha lanzado la campaña Don't Stop The Feeling, con el propósito de transmitir un mensaje de optimismo y alegría a través de una exclusiva selección de gafas. La colección estará presente en tiendas físicas y online.

Gafas de sol de Versace, de la edición limitada de Sunglass Hut.

Fieles a las tendencias y al entusiasmo por ofrecer las firmas y los modelos icónicos, cinco décadas después de su apertura Sunglass Hut invita a compartir la elegancia estival con esta edición limitada. Prada, Ray-Ban o Versace son algunas de las marcas presentes en la colección.

Las Ray-Ban Wayfarer, un símbolo de elegancia y modernidad presente en la década de los 80.

“50 años es una enorme meta para cualquier marca. Estamos orgullosos de nuestra capacidad para adaptarnos a los cambios y satisfacer las necesidades de nuestros clientes a lo largo de los años”. Sunglass Hut celebra así un deseo de empoderamiento, ofreciendo el sol en cualquier lugar y en cualquier momento. La línea de Versace Men exhibe su ideal vintage de la década de los 70 con sus gafas con cristales naranjas. Las míticas Ray-Ban Wayfarer es otro de los modelos que marcan el estilo de final de siglo, junto con las alegres Oakley Gibston, fieles a los códigos desahogados y juveniles de la estética grunge. Por otro lado, el inicio de milenio está marcado por la feminidad de los accesorios; en esta línea, Prada ofrece modelos con monturas ‘cat-eye’ y en elegante color negro.