Necesitaba un destino exclusivo para un coche especial. El nuevo Kia Sorento HEV se merecía algo acorde a los argumentos con los que llega. Y, atando cabos, a su etiqueta “verde” y su motor de 230 CV le iba de perlas una bodega prestigiosa de Rioja que trabaja con viticultura ecológica y cría sus vinos en barricas de roble de 225 litros. Dicho y hecho, hasta La Rioja nos fuimos a visitar Bodega Miguel Merino, en Briones, corazón de Rioja Alta.

Lacrando La Loma 2017, el vino estandarte de Miguel Merino.

Esta bodega familiar, donde el padre acaba de recibir el premio a “Bodeguero de Leyenda 2021” de la mano del Master of Wine Tim Atkin, sólo elabora vinos de calidad surtiéndose únicamente de las  mejores parcelas de la comarca. Apenas 50.000 botellas por cosecha, las que da su viñedo, ni una más. Descorchamos con Miguel Merino hijo una botella de su premiado La Loma 2017 y, tras la preceptiva cata, seguimos ruta después de responder a Miguel un montón de preguntas sobre el coche: “Sí, es ecológico, híbrido convencional pero con mucho apoyo del sistema eléctrico; un tracción total que anda mucho”. Prendado quedó el bodeguero con el HEV.