Vino

Vinos para la comida japonesa de la mano de Inari y Bodegas Palacio

Roll California de Inari en Madrid
Roll California de Inari en Madrid J.M.

A menudo nos planteamos el tema de cómo armonizar la comida japonesa. Vino, cerveza, sake, champagne. Muchas son las opciones. Recientemente asistimos a una cena en el restaurante japonés Inari en el que Bodegas Palacio nos enseñó cómo maridar algunos de sus platos.

Inari es un restaurante de referencia en la gastronomía nipona de Madrid. En estos 12 años de existencia, y sus dos restaurantes abiertos en el centro de Madrid (Barrio de Salamanca) y en la Moraleja, Inari ha sabido conquistar el paladar de sus comensales gracias a ofrecer una cocina honesta en la que la gran calidad del producto, y el mimo y trato personalizado ofrecido al cliente son la prioridad.

Restaurante Inari
Restaurante Inari J.M.

Según el Grupo de Bodegas Palacio 1894, para poder escoger un buen vino blanco para acompañar la gastronomía asiática, tenemos que tener en cuenta que debe ser fresco, afrutado, aromático y con alto índice de acidez. Por tanto, vinos monovarietales como el Verdejo, Godello, Albariño o Chardonnay, que son vinos secos y de destacada acidez, o intensamente aromáticos como Sauvignon Blanc o Riesling, son perfectos para combinarlos con este tipo de comida.

Elegir un vino tinto para acompañar comida japonesa, quizás sea algo más complejo. La norma básica es escoger vinos tintos ligeros, con baja concentración de taninos y buena acidez.

Así, El Aeronauta, La Poda Albariño, Caserío de Dueñas Verdejo Superior o La Poda Sauvignon Blanc de Grupo Bodegas Palacio 1894, serían los acompañantes perfectos para unas gyozas de carne de cerdo y verduras o de langostinos. La Poda Albariño 2017 (D.O. Rías Baixas), forma una armonía de éxito con el tartar de atún o el tartar de toro. Caserío de Dueñas Verdejo Superior (D.O. Rueda), combina muy bien con platos como los makis California especial o los makis con cangrejo de concha blanda (soft Shell crab).

La Poda Sauvignon Blanc (D.O. Rueda) se podría acompañar junto a las distintas variedades de sushi. Como los niguiris flambeados de pez mantequilla, de salmón kimuchi o de toro con foie.

Vinos de Bodegas Palacios
Vinos de Bodegas Palacios J.M.

Elegir un vino tinto para acompañar comida japonesa, quizás sea algo más complejo. La norma básica es escoger vinos tintos ligeros, con baja concentración de taninos y buena acidez. Ya que un vino de taninos delicados y que no haya pasado por barrica (es decir, un vino joven) hace que el vino se muestre ligero y fresco y sea ideal para acompañar platos asiáticos a base de carne especiada, noodles, etc.

Vinos fáciles de tomar

La Poda Tempranillo o El Secreto, son vinos muy gastronómicos que se caracterizan por tener baja concentración de taninos, por ser ligeros, frescos y fáciles de tomar. Estos vinos además nos ayudan a limpiar la boca del sabor salado y fuerte de la salsa de soja, sin amargar y dejando un sabor afrutado; consiguiendo el equilibrio perfecto.

La Poda Tempranillo (D.O. Ribera del Duero) marida muy bien con  sushis flambeados como pudimos comprobar con los niguiris de anguila (unagi) con foie o de corvina a la bilbaína. El Secreto (D.O. Ribera del Duero),por su parte, se complementa muy bien con los Gunkan de toro con crujiente o de atún con wasabi.

Los vinos rosados en general son magníficos para maridar con la gastronomía nipona, debido a que encontraremos todo lo necesario para un "Perfect Match", son afrutados y con alta acidez.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba