Gastro y Gourmet

Vinos de Jerez, un tesoro único e infravalorado

Vinos de Jerez, un tesoro único e infravalorado
Vinos de Jerez, un tesoro único e infravalorado

No tengo ninguna duda de que, si los denominados vinos del marco de Jerez fueran franceses, argentinos, chilenos o del valle de Napa, su valor en el mercado sería infinitamente superior y su valoración por el público también. Pero somos como somos y desgraciadamente nada ni nadie nos va a cambiar. La mayoría de los aficionados al vino se pierden bastante a la hora de hablar de los denominados “vinos del marco”. Vamos a tratar de poner un poco de luz en el tema.

El Marco de Jerez se encuentra situado en el noroeste de la provincia de Cádiz. Allí nueve localidades poseen viñedos acogidos a la Denominación de Origen Vinos de Jerez; se trata de Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda, Chiclana de la Frontera, Chipiona, Puerto Real, Rota, Trebujena y la localidad sevillana de Lebrija.

En cuanto a las uvas utilizadas, el Reglamento del Consejo Regulador únicamente acepta tres uvas para la elaboración de los diferentes vinos. Se trata de la palomino fino, la moscatel y la Pedro Ximénez (las tres son variedades blancas de uva).

Cestas de mimbre con uvas.
Cestas de mimbre con uvas.

El sistema de elaboración de estos vinos, un sistema de soleras y criaderas, es único en el mundo y supone que los vinos vayan cambiando de botas (barricas) a lo largo de su proceso de envejecimiento.

En lo referente a los tipos de vino que se dan en el marco de Jerez podemos diferenciar entre vinos generosos, vinos generosos de licor y vinos dulces.

Dentro de estos vinos generosos se encuentran los más conocidos, el fino, la manzanilla, el amontillado, el oloroso y el palo cortado

Los vinos generosos se definen en el Reglamento del Consejo Regulador como vinos secos (con un máximo de azúcar residual de 5 gramos por litro). Su proceso de elaboración incluye una fermentación completa de los mostos -habitualmente de uva Palomino- al final del cual se produce la aparición del velo de levaduras de "flor" en el vino base. Ese “velo de flor” es una capa de levadura que protege al vino en la bota y que marca la diferencia entre una crianza biológica y una crianza oxidativa que comienza a generarse precisamente con la pérdida de ese velo.

Dentro de estos vinos generosos se encuentran los más conocidos, el fino, la manzanilla, el amontillado, el oloroso y el palo cortado.

Vinos de Jerez
Vinos de Jerez

Los Vinos Generosos de Licor se definen en el Reglamento del Consejo Regulador como vinos obtenidos mediante la práctica tradicional de cabeceos o combinaciones, a partir de Vinos Generosos con Vinos Dulces Naturales o, en determinados casos, con mosto concentrado. Se trata de vinos con distintos grados de dulzor, pero siempre con un contenido en azúcares superior a 5 gramos por litro.

Dependiendo de los vinos generosos utilizados como base y de los niveles de dulzor finales del cabeceo, se distinguen los siguientes tipos de Vino de Jerez Generosos de Licor: Cream, Pale cream y Medium.

Finalmente, los Vinos de Jerez Dulces Naturales son los obtenidos a partir de mostos procedentes de uva muy madura o soleada, generalmente de las variedades Pedro Ximénez o Moscatel. Estos vinos (moscatel y Pedro Ximénez) envejecen en contacto directo con el oxígeno del aire, lo que provoca que adquieran un intenso color caoba y un aspecto denso.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba