En las habas con jamón encontramos un plato muy sano y sabroso, ya que el jamón le aporta un punto que combina a la perfección con el resto de verduras que lo acompañan. Además, estamos ante una receta muy sencilla y bastante económica.

Un punto importante, y que siempre repetimos a la hora de cocinar y hacer recetas con jamón, es el tipo que tenemos que elegir, y no va a ser menos para nuestras habas con jamón. Lo principal que tenemos que tener en cuenta es que el jamón debe ser bueno, pero obviamente nunca el más caro. Según tu presupuesto, podrás elegir uno mejor, pero ten en cuenta que lo ideal es dejar de lado el más barato.

Pero si en este plato tenemos un ingrediente principal, esas son las habas. ¿Congeladas o frescas? Obviamente la respuesta está clara, siempre va a ser mejor si son frescas, pero actualmente podemos comprar habas congeladas de muy buena calidad. Eso sí, que siempre sean las más pequeñas, ya que estas son las más tiernas. En concreto queremos que sea el haba dominada como 'minor'. Sus semillas son pequeñas, de entre 0,3 y 0,7 gramos cada una y tienen forma elipsoidal.

Valoración nutricional de las habas

Según la Fundación Española de la Nutrición "las habas frescas proporcionan proteínas e hidratos de carbono y son fuente de fibra procedente de la piel. Las habas frescas tienen mucha menos cantidad de hidratos de carbono complejos (almidón) que las secas, por lo que aportan menos energía a la dieta".

Respecto a su contenido de vitaminas, la FEN explica que en las habas "destacan la vitamina C y los folatos, seguidos de la tiamina y la niacina. En cuanto a su contenido mineral, cabe destacar la presencia de potasio, el cual contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos".

Ingredientes

  • 250 gramos de habas
  • 70 gramos de jamón ibérico
  • Una cebolla
  • Medio pimiento rojo
  • Medio pimiento verde
  • Un tomate
  • Un diente de ajo
  • Dos huevos medianos

Cómo preparar las habas con jamón

  1. Lo primero que tenemos que hacer es cocinar las habas, buscamos que queden tiernas, pero sin que estén totalmente hechas (le daremos un hervor final con el resto de los ingredientes). En caso de utilizar habas congeladas (preferiblemente usar las que sean pequeñas y tiernas) lo recomendable es seguir las instrucciones del fabricante, pero en menos de diez minutos tendremos nuestras habas tal y como las queremos para continuar la receta.
  2. Vamos a preparar el sofrito. En Gastrópoli ya te trajimos cómo hacer el sofrito perfecto, pero te lo volvemos a explicar sin problema. Pelamos nuestras verduras en brunoise (en trocitos muy pequeños tanto en horizontal como en vertical). La primera verdura que vamos a añadir a la sartén con dos cucharadas de aceite es la cebolla, luego el ajo, después los dos pimientos y por último los tomates (que los habremos pelado antes de cortarlos). Entre cada verdura tenemos que esperar un par de minutos, ya que si no lo hiciésemos así no tendríamos el punto perfecto de cada una de ellas. Después de añadir el tomate, añadimos un poco de sal y pimienta, bajamos a fuego medio-bajo, tapamos y dejamos cocinar durante unos 15 minutos.
  3. Si hemos elegido lonchas de jamón ibérico, ahora es el momento de cortarlas en trocitos pequeños; si por el contrario, directamente hemos elegido tacos de jamón, no hace falta que los cortemos. Añadimos el jamón a la sartén con las verduras, rehogamos unos minutos a fuego medio, añadimos las habas y echamos un par de cazos del agua en el que se han cocido. Hacemos un par de huecos y en ellos añadimos los huevos. Tapamos y dejamos que los huevos se cocinen. En este tiempo será en el que nuestras habas con jamón terminen de hacerse completamente para que estén muy tiernas.
  4. Podemos finalizar el plato añadiéndole unas hierbas provenzales.
Receta de habas con jamón
Habas con jamón. A.C.S.