La heladera del Lidl llega este lunes a los supermercados de la cadena y aquí te vamos a contar algunos de los motivos por los que puede merecer la pena hacerse con una. Eso sí, siempre que te gusten los helados y se tenga consciencia de que algo se va a tener que trabajar para hacerlos (aunque es un electrodoméstico muy fácil de usar).

Lo primero que hay que indicar de esta heladera es que estamos ante una de las marcas con más fama en el mercado actual. Silvercrest, marca propia de Lidl, tiene detrás de si la confianza de muchísimos consumidores (sobre todo con su famosa versión de la Thermomix, la Monsieur Cuisine). Pero si tenemos que destacar alguna característica positiva, esta sería su precio: 17,99 euros.

Entrando un poco más a fondo en las características de la heladera del Lidl, podemos ver cómo tiene capacidad para preparar hasta un litro de helado (o de sorbete, porque sí, también se pueden preparar sorbetes), cuenta con una potencia de 12 W que hará tener listo el helado en unos 40 minutos. Además, funciona enchufada a la red eléctrica.

¿Por qué comprar una heladera?

Pero vamos a lo importante, ¿por qué tengo que comprar una heladera cuando puedo comprar un helado en muchos sitios? Y aunque un motivo muy importante es el económico (hacer helado en casa es muy barato), voy a comentar tres motivos por los que personalmente creo que tener una heladera en casa es una muy buena opción:

  1. Hacer helados sanos. Aunque hoy en día existen helados y polos sin azúcar, su sabor dista mucho de los típicos helados que podemos comer en cualquier sitio. De esta forma, si los hacemos en casa podemos añadirles, por ejemplo, pasas o dátiles, o algún edulcorante natural (como puede ser la stevia) y conseguir ese sabor dulce que caracteriza a los helados, pero prescindiendo del azúcar.
  2. Los sabores que nosotros queramos. Es cierto que en algunas heladerías podemos encontrar sabores de helados tan dispares que a veces hasta cuesta decidirse por uno, pero si los preparamos en casa podemos dejar volar nuestra imaginación y crear nuestros propios sabores.
  3. Facilidad de uso. Hacer helados en esta heladera no tiene mucha complicación. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que antes de prepararlo tenemos que introducir en el congelador el recipiente en el que se realiza el helado, ya que esta es la manera correcta de mantecar la mezcla que hayamos preparado (que previamente hay que batir con una batidora de mano o de vaso).
Helado hecho en la heladera del Lidl
Helado casero de fresa. Pixnio

Dónde comprar y cuánto cuesta la heladera del Lidl

El supermercado de origen alemán ha puesto su heladera a la venta desde este mismo lunes, y tenemos dos maneras para hacernos con ella. La primera, y la más barata, es acudir a uno de sus supermercados y comprarla allí mismo (por ese precio de 17,99); mientras, la segunda es comprándola online y pagando unos gastos de envío de 3,99 euros (en total no saldría por 21,98).

Disponible en dos colores (rosa y verde), la heladera del Lidl cuenta con un batidor desmontable y pies antideslizantes, un interruptor giratorio de encendido y apagado, un motor desmontable con giro a derecha e izquierda y con abertura en la tapa para añadir ingredientes durante la preparación del helado.

El pack de esta heladera del Lidl incluye, en el manual de instrucciones, seis recetas para helados y sorbetes (una de ellas vegana). También es importante indicar que el tapón y el batidor son aptos para el lavavajillas. Por último, las medidas del electrodoméstico: 20,3 centímetros de largo, 23 cm de ancho y 24,1 de fondo. Respecto al cable de la electricidad, su longitud es de 150 centímetros.

Nota

La información mencionada no se ha seleccionado por motivos comerciales, su elección es una decisión únicamente periodística.