Especiales

Así es el ‘imperio Torbe’: un negocio millonario que entremezcla sexo y mal gusto

Torbe comenzó a construir su imperio pornográfico en internet a finales del siglo pasado. En aquellos años, Torbe se llamaba todavía Ignacio Allende, y era, además, "muy pobre". Hoy dice que factura millones y tiene una legión de abogados, aunque apenas 20 trabajadores en nómina.

Ignacio Allende, más conocido como Torbe.
Ignacio Allende, más conocido como Torbe. WIKIPEDIA

Gasta las apariencias de ser humano gorrino, freak y arrabalero, pero factura millones con sus empresas. Ignacio Allende Martínez (Portugalete, 1969) es el rey de cine porno español por internet. En las sentinas digitales, donde es aclamado como un mesías de lo cutre, se le reconoce mejor por su apodo: Torbe, apócope de Torbellino, mote de su juventud de viñetista y músico, necesariamente amateur. Una especie de emprendedor –director, actor, guionista y productor– que reinventó el género gracias al ADSL y un puñado de euros.

Torbe, la antítesis del erotismo y las buenas maneras, volvió a ser detenido esta semana acusado de cuatro delitos

Torbe, la antítesis del erotismo y las buenas maneras, volvió a ser detenido esta semana acusado de cuatro delitos: pornografía con menores, trata de seres humanos, blanqueo y delitos contra Hacienda. En la conocida como ‘operación Narsés’ –Narsés: un eunuco bizantino que llegó a general en el siglo V– fueron detenidas otras 9 personas, tres de ellas empleados de su productora. No es ni mucho menos la primera vez que este pionero del negocio del porno en la Red se da de bruces con la justicia.

Comenzó a construir su imperio en 1996. En aquellos años, Torbe era solo Ignacio Allende, y era, además, según sus propias palabras que reflejan cierto orgullo de self made man hispánico, "muy pobre". Aunque, en realidad, su imperio se resume en media servilleta: tres páginas webs.

Las tres –putalocura.com, locuragay.com, que ya no está activa, y chicasdetorbe.com– son de contenido pornográfico, y están unificadas bajo el paraguas de la sociedad Flozep Tech S.L., en la que él no figura. El nombre que aparece como administrador es el de Vicente Renau Moreno, cuyo único rastro es un anémico perfil en LinkedIn donde solo se dice que es "gerente". A nombre de Ignacio Allende solo había, hasta 2015, una firma, HighTech Consulting SL, que ya no está activa, y en la que también aparecía el nombre de Elena Molina Ramos, administradora a su vez de varias empresas de la industria pornográfica.

Menesteroso y goloso lector (de Herman Hesse a libros de autoayuda), Allende vivía con una pequeña paga y se vestía con la ropa de la tienda (de lujo, eso sí) de sus padres. Para matar el rato escribía –visionario– una especie de blog, donde según relata en una entrevista a El Confidencial, contaba sus "experiencias con las putas". Pobreza y sexo (alcohol, tabaco y drogas ni tocarlos). Los ingredientes de su ruina pasada y de su 'gloria' futura, sellada con sus apariciones en la saga Torrente, alfa y omega del costumbrismo soez.

El abaratamiento del acceso a la Red llenó los hogares españoles de tarifas planas y a Ignacio Allende de (mucho) dinero acompañado de relevancia mediática

En la biografía de todo millonario hay siempre necesariamente una pequeña cifra, una cantidad de dinero irrisoria que sirve de unidad de medida para calcular la fortuna acumulada. En el caso de Torbe fueron 2.500 euros. El resultado de su primer ‘contrato’ publicitario en forma de banner en su efímera página web de 1999 (insertar hoy un anuncio en sus webs cuesta 18.000 euros a la semana, según el diario Sur). Desde aquel día, y a pesar de varias amenazas de quiebra, su negocio de sexo, escatología y algo así como humor no ha dejado de crecer.

2006 fue su annus mirabilis. El abaratamiento del acceso a la Red llenó los hogares españoles de tarifas planas. Negocio perfecto para alguien que, como Torbe, presume de saber lo que le gusta a la gente, lo que no se confiesa jamás pero aflora tarde o temprano. No en vano ha sido ávido lector de Fromm. Su otro gran salto adelante llegó cuando el teléfono móvil mutó en smartphone y sus vídeos empezaron a expandirse como virales antes de que el propio término hiciera fortuna.

En los últimos años, Torbe, mejor dicho Ignacio Allende, habla mucho de "abaratar costes" o "profesionalizar el sector del porno" y recuerda, como aviso a navegantes, que tiene un ejército de abogados que peina internet todos los días en busca de vídeos piratas de él y sus chicas. Sus dominios (webs) reciben 20 millones de visitas mensuales y tanto tráfico ha supuesto una modesta revolución para su negocio, donde los programadores y los diseñadores tienen ya tanto peso o más que las actrices.

Cameos con la justicia

Torbe y la justicia son viejos conocidos. La detención de esta semana no es la primera que sufre Ignacio Allende. La diferencia es que esta vez el juez le acusa de varios y graves delitos y de pertenecer a una trama criminal organizada en la que hay ciudadanos ucranianos, guardaespaldas y registros en habitaciones del lujoso hotel Villa Magna. La cosa pinta turbia, y de momento se ha decretado el secreto de sumario.

Con anterioridad, Torbe había sido condenado por estafa telefónica en 2012, según informó en su día El País. Seis años antes, había detenido por un delito contra la intimidad y la imagen de las mujeres de Torrelavega (Cantabria), a las que se refirió como "las más feas de España". El caso más grave hasta el momento tuvo lugar también en 2006. Torbe fue condenado por grabar escenas pornográficas con menores. No fue a la cárcel, pero tuvo que pagar una multa. "Me tocó una jueza superfeminista", sigue alegando, y hasta Santiago Segura salió en su defensa.

Como aspirante a Charles Bukowski (por lenguaraz y libertino, se entiende, no por calidad literaria), Ignacio Allende ha vertido comentarios irritantes contra los rumanos, las feministas, los youtubersy un largo etcétera. Un torbellino que de momento está contenido tras las rejas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba