El sexo oral es una de las prácticas más seguidas en la actualidad, y también de las más placenteras. Un buen amante sabe que antes del coito tiene que haber un buen repaso ahí abajo. De esta forma luego todo resultará mucho más excitante.

Pues bien, si tenemos una pareja fija y no somos infieles (y ella tampoco lo es) no deberíamos preocuparnos mucho a la hora de contraer enfermedades de transmisión sexual. Pero, claro, ¿cómo saber si mi pareja no tiene un problema de salud y me lo va a pasar a través del sexo oral? 

Y, lo que es más grave, ¿cómo saber si esta persona a la que acabo de conocer y que está en mi cama está sana? ¿Qué riesgos corro a la hora de bajar y darle placer con la boca?

Pues te respondemos a todo esto en las siguientes líneas, lector.

Cuándo es peligroso practicar sexo oral

El sexo oral implica utilizar la boca, los labios o la lengua para estimular los genitales o el ano de otra persona, ya sea hombre o mujer. Técnicamente, se llama cunnilingus cuando es ella la que recibe, y felación cuando el receptor es él. Y en el caso del ano, se llama anilingus.

Una vez aclarados los términos, pasemos a lo importante: cuándo es peligroso practicar sexo oral. El mayor riesgo que existe al llevar a cabo este acto sexual es contraer o transmitir enfermedades de transmisión sexual (ETS). Muchas personas las tienen y no lo saben, lo que hace que no se pongan protección a la hora de realizarlo.

Debido a que el sexo oral generalmente implica chupar o lamer los genitales o el ano de otro ser, es probable que uno entre en contacto con fluidos o heces genitales, lo que nos puede causar:

  • verrugas genitales,
  • herpes genital,
  • clamidia,
  • gonorrea,
  • hepatitis B,
  • hepatitis A,
  • hepatitis C,
  • VIH / SIDA,
  • sífilis,
  • y piojos púbicos.

Cuidado con el sexo oral sin protección

Cómo reducir los riesgos del sexo oral

En general, uno tiene más riesgo de contraer una ETS bajando a las zonas oscuras si:

  • Tienes cortes, llagas o úlceras en la boca en ese momento.
  • No usas protección.

Evita el sexo oral si tu pareja:

  • Tiene una ETS.
  • Tiene llagas, cortes, úlceras, ampollas, verrugas o erupciones alrededor de sus genitales, ano o boca.
  • Tiene perforaciones inflamadas o sin cicatrizar en la boca o los genitales.
  • Tiene una infección de garganta.
  • Es mujer y está menstruando.

Sexo oral

El preservativo, la clave (también para ellas)

Es decir, si tienes una herida en la boca, no practiques sexo oral sin protección con tu pareja, pues podrías enfermarte. Y si ves que tu pareja tiene algunas de las señales previamente descritas, tampoco lo hagas sin protección.

Si es con una persona desconocida, hazlo con condón si es él quien recibe o usa una barrera bucal de látex o poliuretano nueva si es ella quien lo goza o si el objetivo es el ano.

Barrera de látex para sexo oral

En el caso de no tener esta barrera, podemos hacerla con un condón como aparece en estas imágenes del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC):

Hacer una barrera de latex con un condón

Y esto es todo, lector. ¿Eres muy de practicar sexo oral sin protección?