La cuarta ola se está dejando notar más que nunca en el Hospital Enfermera Isabel Zendal, y no precisamente porque haya más contagios, sino porque la red hospitalaria madrileña está derivando más pacientes covid que nunca a este centro. Esta semana, fuentes del Zendal confirman a Vozpópuli que se ha rozado el lleno absoluto: solo quedaban cinco camas libres a comienzos de semana.

"Ahora mismo recibimos al 40% de los pacientes con covid ingresados en la Comunidad de Madrid", señala Javier Marco, director médico del Zendal. Es decir, que prácticamente uno de cada dos pacientes que requieran ingreso por coronavirus en la Comunidad de Madrid va al Hospital Isabel Zendal.

Esta avalancha de derivaciones es, no obstante, positiva, según indica Marco: "Nosotros estamos para esto. Cuanto más llenos, mejor, ya que más permitiremos a los otros hospitales hacer su actividad no-covid".

A comienzos de semana, el hospital llegó a albergar a 545 pacientes con coronavirus, por lo que rozó el lleno absoluto, ya que su capacidad actual es de 550 camas. Sin embargo, Marco niega que hayan rechazado recibir a más pacientes, como se rumorea en algunos ámbitos de la sanidad madrileña, y explica que el miércoles llega un contingente de nuevos médicos para poder ampliar el número de camas.

El miércoles se incorporan un total de 64 médicos, como ha podido corroborar este diario, un equipo compuesto por:

  • 36 internistas
  • 4 infectólogos
  • 24 especialistas de diversas áreas (cardiólogos, nefrólogos, etc.)

Este personal permitirá abrir nuevas camas para seguir absorbiendo derivaciones de pacientes covid. Se sumarán a los 1.362 profesionales sanitarios que ya dan servicio en el Zendal. No se va a reforzar el personal de Enfermería, al menos de momento, ya que cuentan con las enfermeras jubiladas que se incorporaron para la campaña de vacunación.

El equipo sanitario actual del hospital está compuesto por 121 médicos especialistas, 565 enfermeras, 65 enfermeras jubiladas y 432 auxiliares de Enfermería. También forman parte del personal 4 farmacéuticos, 2 psicólogos, 75 celadores, 4 trabajadores sociales y 9 fisioterapeutas entre otros.

Pacientes al pabellón 3

En estos momentos se utilizan a pleno rendimiento los pabellones 1 y 2 para atender pacientes covid, mientras que el pabellón 3 se utiliza parcialmente para la campaña de vacunación masiva. La dirección del Zendal planea aprovechar el espacio no utilizado en el pabellón 3 para seguir aumentando camas.

No descartan para ello tener que hacer alguna reforma arquitectónica sencilla. "En estos momentos no llegan suficientes vacunas, por lo tanto nuestra capacidad de vacunación no está a pleno rendimiento y puede aprovecharse espacio en ese pabellón para aumentar el número de camas", explica Marco.

El Zendal posee capacidad para pasar de las 550 camas actuales a las 850 si resultase necesario.

Avalancha de pacientes

Este martes, el hospital recibió otros 54 ingresos, que combinados con las 90 altas hacen un total de 509 pacientes atendidos en el Zendal. Esto coloca el centro a 41 camas del lleno total. De los pacientes ingresados, 390 se encuentran en la planta de hospitalización, 30 en la Unidad de Cuidados Intensivos, 76 en la Unidad de Cuidados Intermedios Respiratorios y 13 en la Unidad de Rehabilitación.

La afluencia de pacientes ha obligado a la dirección del hospital a jugar con las altas y los ingresos para poder seguir recibiendo pacientes. Este martes ya habían previsto dar entre 70 y 80 altas hospitalarias y dichos huecos ya estaban reservados de antemano para pacientes que ingresaran en el centro el miércoles.

Capacidad de vacunación

Si el flujo de vacunas mantiene la tendencia actual, el hospital continuará poniendo de media 5.000 dosis diarias, aunque tiene capacidad para más. De hecho, han llegado a poner 10.000 dosis en un día. Este centro depende de las vacunas que lleguen de AstraZeneca y Moderna, ya que la de Pfizer requiere unas condiciones de conservación que impiden su almacenamiento en el Zendal.

También podría recibir vacunas de Janssen. Por el momento, la vacuna de Moderna es la que llega en menor cantidad, mientras que la llegada de remesas de AstraZeneca es irregular, llegando algunas semanas más que otras.