El expresidente del Gobierno José Luís Rodríguez Zapatero cree que los indultos a los líderes independentistas son "la decisión más importante" que el actual presidente, Pedro Sánchez, ha tenido que adoptar "en toda la legislatura" y considera, además, que "darán grandes frutos".

En una entrevista que publica el semanario El Temps en su edición digital, Zapatero afirma sobre los indultos que "es un gesto muy importante" y que ya ha tenido la oportunidad de decirle a Pedro Sánchez que "seguramente será la decisión más importante que adoptará en toda la legislatura", porque, "como país, nos dará grandes frutos".

Ha recordado que fue de los primeros dentro del PSOE que defendió los indultos, y que defenderlos era "coherente" con sus actos y su ideología, y añade sobre la etapa que se iniciará tras ser adoptada esta medida de gracia que "el diálogo no es un camino, sino un fin en sí mismo", puesto que "ningún conflicto político grave se resuelve sin diálogo".

También considera que los líderes independentistas no tenían que haber sido condenados por sedición y apunta que "la tradición histórica dicta que en España -y no digamos en América Latina- la rebelión va ligada a intentos de golpe de Estado militares".

"Personalmente, tengo mucho interés en conocer la interpretación que hará el Tribunal de Estrasburgo", cuyas sentencias "son de una gran calidad jurídica", porque "es un órgano muy garantista, como corresponde a un tribunal de derechos humanos".

Se volverá a retomar el Estatut

Según Zapatero, "el conflicto en Cataluña tiene una génesis clarísima, la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut", que es fruto "de un modelo jurídico malo, perverso, por el cual, después de que el pueblo votara" el texto estatutario pactado en el Parlamento, "podía llegar una sentencia enmendándolo".

"Esto despertó -recuerda- una reacción política y emocional muy fuerte, y entonces empezó a construirse la idea de que no había solución y que había que transitar hacia el programa máximo, que es la independencia".

Considera Zapatero, sin embargo, que se volverá a retomar el Estatut, y que este puede ser "el punto de encuentro", ya que, aunque después de la sentencia del TC "quedó abandonado y sobraba", tiene sin embargo un gran potencial inexplorado", con lo cual, "lo primero que habría que hacer en la mesa de diálogo es releer el Estatut".

"Habrá que analizar -afirma- qué ocurrió, qué consecuencias tuvo la sentencia y abrir campos de trabajo relativos a la lengua, a la representación de Cataluña en la UE, a la financiación autonómica o la presencia de instituciones del Estado en Barcelona".

Sobre la reacción de la derecha española contra los indultos, Zapatero afirma que "en muchos países del mundo, entre los cuales figura España, estamos asistiendo a la derechización de la derecha, y esta es una de las claves principales del debate político contemporáneo".

"El problema -advierte Zapatero- es que, cuando la extrema derecha abre un espacio, inocula a la derecha y al centroderecha", con lo que "ahora ya no sabes si el PP influye en Vox o si Vox influye en el PP".