La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha respondido este miércoles al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que España "es un país democrático" en el que se permite "votar con garantías", aunque ha reconocido que existe una "reflexión" acerca de la "calidad democrática" del país. Una idea que ha suscrito el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que ha argumentado que España "destaca" en las clasificaciones de calidad democrática según los observadores más prestigiosos.

En una entrevista en la Televisión de Galicia, recogida por Europa Press, Díaz ha señalado que existe un debate en torno a la garantía de "derechos fundamentales" y con el cumplimiento de "algunos elementos que hoy están puestos en cuestión". Por ello, ha pedido cuidar y "mimar" las instituciones.

La titular de Trabajo y Economía Social se ha expresado así tras ser preguntada por las declaraciones del líder de Podemos, que este lunes cuestionó que en España hubiese una "situación de plena normalidad política y democrática".

En esta línea, Díaz ha asegurado que el "saqueo" del Partido Popular, la salida del Rey emérito de España y los ciudadanos con cuentas "en paraísos fiscales" debilitan la democracia al estar "agrediendo" su funcionamiento. "Debemos pasar página de esas conductas", ha sostenido.

Así, la ministra ha expresado su "preocupación" después de haber mantenido una reunión con su homóloga francesa, con quien compartió una "reflexión". "En Europa se preguntan cuál va a ser la calidad democrática tras esta crisis: ese es el debate que tenemos", ha explicado.

En definitiva, para la responsable de Trabajo las instituciones del país como la Casa Real, los sindicatos y también los partidos políticos deben ser mimados y ejemplares en sus comportamientos. "En una crisis como la que estamos viviendo, las personas que disponen de las instituciones son las que menos tienen. Mimemos la democracia de todo lo que hacemos, porque hay gente que lo está pasando muy mal", ha zanjado.

'Griterío entre ministros'

Por otro lado, Díaz se ha referido a las discrepancias en el seno del Consejo de Ministros y ha reconocido que se encuentra cómoda junto a sus compañeros socialistas. En este sentido, la ministra ha dejado claro que las disputas y los debates son normales, incluso entre los ministros del mismo signo.

"Ayer veíamos como eran dos ministros socialistas con discrepancias con el medio ambiente, las políticas animalistas. Quiero decir que en este año hemos tenido diferentes posiciones en que no coincidíamos con independencia de las marcas políticas. Yo he coincidido con ministros socialistas, y con otros no", ha explicado.

En este contexto, Díaz ha insistido en que, "en función de la responsabilidad de cada Ministerio" existen distintas posturas. "Es un debate transversal. Pasaba cuando el PP gobernaba en solitario y cuando estaba el PSOE. Pasaba con Zapatero", ha recordado la ministra.

Con todo, la titular de Trabajo y Economía Social ha reconocido que existe mucho "griterío" y confusión en torno a esas diferencias. "Hay que apegarse a la ciudadanía. La gente está preocupada y pasándolo mal, y quiere que los políticos solucionemos sus problemas", ha apostillado.

Escrivá: España "destaca" en democracía

Por su parte, José Luis Escrivá, ha recordado este miércoles al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que España "destaca" en las "evaluaciones más rigurosas y prestigiosas" sobre los países con un mejor Estado de derecho por delante de, por ejemplo, Italia y Francia.

En una entrevista en Antena 3, Escrivá se ha referido al índice del World Justice Project, una herramienta de valoración cuantitativa diseñada por esta organización para calificar el estado del imperio de la ley en todos los países. En el documento de 2020, España ocupa el puesto 19 de un total de 128 países analizados, por detrás de la República Checa y por delante de Francia.

"España no es que sea una democracia plena, es que a mi me gusta objetivar todo en evaluaciones que hay sobre los países con mejores Estados de derecho (...). Es una realidad que no vale la pena*. He tenido que pasar con esto en las pensiones", ha recordado, refiriéndose al debate en torno a la reforma de las mismas.

En este contexto, preguntado por las discrepancias en el seno del Consejo de Ministros, Escrivá ha querido quitar importancia a cuestiones que, según ha explicado, se viven con una "normalidad considerable". "Muchas veces lo he dicho: hay una brecha enorme entre lo que parece que ocurre y lo que es la vida cotidiana en los órganos de toma de decisiones", ha añadido.

Así, Escrivá ha achacado el ruido en torno a las diferencias entre ministros a la falta de experiencia en España, que nunca había tenido un gobierno de coalición. "Yo que he vivido en Alemania unos años... en periodos cercanos a las elecciones, si viera lo que se dice en busca de titulares en periodos electorales...", ha sostenido.

El titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que ha reconocido estar más "acostumbrado" a este tipo de cuestiones, ha pedido "relativizar" las fricciones, más aún en plena campaña electoral en Cataluña.