La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha aseverado este miércoles que todos los miembros del Gobierno están "de acuerdo" con las palabras del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, sobre la calidad democrática de España, a pesar del aluvión de críticas que se ha granjeado.

Así lo ha asegurado a los medios durante un acto electoral de En Comú Podem para los comicios del 14-F junto a la cabeza de cartel, Jéssica Albiach, y el secretario general de CCOO de Cataluña, Javier Pacheco, celebrado en Cornellà de Llobregat (Barcelona).

"En el Gobierno todos estamos de acuerdo con las palabras de Pablo Iglesias. Si no, no hubiéramos presentado una iniciativa para corregir ese déficit democrático que tenemos", ha aseverado.

La ministra se ha referido de esta forma a la iniciativa legal presentada por Unidas Podemos (UP) para la "protección de la libertad de expresión" mediante la derogación de "los artículos del Código Penal que atentan contra este derecho fundamental recogido en la Constitución", como el de injurias a la Corona o a las instituciones del Estado.

Estas declaraciones de la ministra contrastan con otras que ella misma ha pronunciado horas antes discrepando de las palabras de Pablo Iglesias en las que cuestionó que en España hubiese una "situación de plena normalidad política y democrática". En ellas, Díaz respondía aseverando que España "es un país democrático" en el que se permite "votar con garantías".

"Delitos de expresión"

La formación morada planteó esta iniciativa poco después de que el Ministerio de Justicia, en manos socialistas, informara de que estudia la posibilidad de reformar varios "delitos de expresión", como el de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, el de odio, injurias a la Corona y delitos contra los sentimientos religiosos.

Por eso, según Díaz, el Ejecutivo en su conjunto está de acuerdo con la crítica de Iglesias a la democracia española: "Fíjense si es tan evidente lo que piensa el Gobierno de España que ayer mismo se registró una iniciativa para corregir esta anomalía democrática".

Díaz también ha tildado de "clarísimas" las declaraciones del vicepresidente segundo, que ha secundado al recordar que, en España, existen "raperos que van a entrar en prisión", así como "el PP más corrupto de la historia", que, ha dicho, "saqueó 90.000 millones de euros a las arcas públicas" mientras "privatizaba".

"Eso es una anormalidad democrática", ha subrayado antes de añadir "no se puede negar la evidencia".

Con todo, la crítica de Iglesias a la democracia española ha levantado ampollas en el PSOE, cuyos principales dirigentes han arremetido contra el líder de UP, como el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien ha afirmado hoy que Iglesias "no podría formar parte de un Gobierno que no es de un país democrático".