Alcalá la Real, en la provincia de Jaén, es un pueblo conmocionado por el asesinato del sacristán de la parroquia de Santa María la Mayor. Paco Zúñiga perdió la vida a última hora de este viernes a las puertas de su iglesia. Los servicios de emergencias no pudieron hacer nada para salvar su vida. Murió a causa de las heridas de arma blanca provocadas por un mendigo que pedía dinero frente al templo, al que Zúñiga le pidió que se pusiera la mascarilla. Y el trágico suceso ha derivado en una agitación de la islamofobia desde las filas de Vox, pese a que el presunto agresor es de origen rumano.

Dirigentes de la formación que lidera Santiago Abascal han abanderado este sábado la causa, su cruzada particular contra el foráneo en la que dejan entrever un supuesto móvil religioso que, según ha podido saber Vozpópuli, dista de la realidad. Apelando a la procedencia del atacante, incluso repitiendo que se trataba de un musulmán de origen marroquí, multitud de perfiles afines a Vox en redes sociales han difundido un bulo.

Varios portales digitales han dado pábulo a la mentira del origen del atacante y en el momento de la publicación de esta información mantienen su error. La polémica ha sido alimentada también por algunos de los perfiles más reseñables del partido, desde Iván Espinosa de los Monteros -que sostiene que la noticia no ha aparecido en "los medios" pese a la amplia difusión que ha recibido- hasta Hermann Terch, quien dice que "parece no existir" ningún dato sobre el asesino.

Bulo de Vox: ni magrebí ni musulmán

"Vox ha tergiversado mucho los mensajes, en ningún momento se ha hablado por fuentes oficiales de que el agresor fuera de origen marroquí", apunta a este diario el alcalde de Alcalá la Real, Marino Aguilera, que desmiente rotundamente este extremo. El regidor 'popular' recalca que el atacante es un ciudadano europeo "que tenía sus facultades perturbadas", en situación de "desarraigo" y que "probablemente tuviese problemas mentales".

El atacante es un rumano de 33 años, posiblemente con problemas mentales y de consumo de drogas, que se encontraba en Jaén para trabajar en la campaña de la aceituna y solía pedir dinero en la puerta de la iglesia

Se trata de un hombre joven de 33 años, natural de Rumanía. Como muchos inmigrantes, había recalado en Jaén para trabajar en la campaña de la aceituna, que ya prácticamente ha terminado. A falta de jornales, este individuo frecuentaba la puerta de la iglesia en la que este viernes tuvo lugar el suceso, tras el que huyó a un piso donde pudo ser detenido y puesto a disposición judicial. En el momento del arresto, "iba con las facultades totalmente idas", estaba "bebido o bajo los efectos de drogas".

Dice el regidor que nadie en Alcalá la Real se explica cómo la advertencia de la mascarilla pudo derivar en la muerte del sacristán a sus 52 años. Esa condición de "desequilibrio" se baraja como la principal hipótesis para explicar el ataque con arma blanca que acabó con la vida de Paco Zúñiga, "un hombre bueno, incapaz de hacer daño a nadie" y muy querido en el pueblo. Su familia ya ha pedido "que no se utilice su memoria" para fines xenófobos o racistas, como los que han empezado a cundir en las redes sociales.

Llamamiento a la calma en Alcalá la Real tras el suceso

El alcalde de este pueblo de Jaén también hace un llamamiento a la calma: "Es un caso puntual, no existen precedentes de esta magnitud". "Alcalá la Real tiene un porcentaje de gente que viene de otros países y se convive con bastante buena cordialidad, no estamos dispuesto a que este hecho perturbe la convivencia de nuestros vecinos y se genere un sentimiento de xenofobia o racismo cuando aquí eso no lo hemos tenido nunca", asevera Marino Aguilera, cuya postura ha sido criticada desde perfiles extremistas.

El alcalde de Alcalá la Real asegura que en su pueblo no están "dispuestos a que este hecho perturbe la convivencia" de los vecinos

"Estoy recibiendo muchos mensajes de gente de Vox increpándome porque no autorizo una manifestación que ha surgido redes sociales, lo mezclan con el 8-M...", lamenta sobre una convocatoria anónima "bastante dirigida hacia la circunstancia de que el asesino es un inmigrante". Aguilera insiste en que su postura no es solo por una cuestión ideológica, sino porque la concentración no cuenta con la preceptiva autorización de la Subdelegación del Gobierno de Jaén.

PP, Ciudadanos y PSOE han arropado este sábado a la familia de Paco Zúñiga, el sacristán asesinado

Para el alcalde, no proceden manifestaciones de este tipo, sino "muestras de cariño" y solidaridad con la familia como las que han tenido lugar este sábado de luto en Alcalá. Por la mañana, en la plaza del Ayuntamiento, numerosos vecinos y miembros del Partido Popular, Ciudadanos y el PSOE han arropado a los familiares de Paco Zúñiga guardando un minuto de silencio en memoria de la víctima, bajo las banderas a media asta de un pueblo aún impactado y dolido por el fatídico suceso que Vox ha aprovechado para su propio beneficio.