Vox anunció este lunes que ha presentado una querella contra el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, al entender que pudo incitar a la comisión de “actos terroristas” en apoyo al rapero Pablo Hasél, ya que apoyó en Twitter estas protestas cuando en las mismas ya se estaban produciendo actos de violencia.

La formación que lidera Santiago Abascal explicó que, en la querella presentada en los juzgados de instrucción de Madrid, se acusa a Echenique de “incitar a la comisión de delitos” en apoyo a Hasél, quien entró en prisión el pasado 16 de febrero para cumplir una condena de nueve meses de cárcel por injurias a la monarquía y enaltecimiento del terrorismo.

En la querella se pide a los jueces actuar “contra los organizadores e inductores de las protestas que han tenido lugar en varias ciudades de España, en especial en Barcelona y Madrid”, que, sobre todo en el caso de la capital catalana, se han saldado con destrozos y saqueos de comercios.

Vox entiende que los disturbios registrados en distintos puntos de España desde el pasado 15 de febrero, cuando Hasél fue detenido para ser llevado a prisión, pueden conllevar que ha incurrido en los delitos de desórdenes públicos, daños, lesiones y atentados.

"Reiterados e indiscriminados"

El partido de Abascal pide actuar contra los “autores materiales e intelectuales” de estos altercados y afirma que Echenique pudo haber cometido “el delito de distribución o difusión pública de mensajes o consignas para realizar los delitos contemplado en el artículo 559 en relación con el 557 bis del Código Penal”.

Se afirma que el portavoz de Podemos pudo haber incitado a la comisión de “actos terroristas”, ya que, teniendo en cuenta la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, puede considerarse que los altercados en apoyo a Hasél tenían como finalidad “la creación de alarma y perturbación social grave, por ser sistemáticos, reiterados e indiscriminados”.

La denuncia de Vox contra Echenique se refiere al hecho de que este dirigente de Podemos difundiera el miércoles pasado, a las 21.18 horas de la noche, el siguiente mensaje: “Todo mi apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles. Ayer en Barcelona, hoy en la Puerta del Sol. La violenta mutilación del ojo de una manifestante debe ser investigada y se deben depurar responsabilidades con contundencia”.

Este comentario del portavoz de Podemos coincidió con los disturbios que se estaban registrando a esa misma hora en Madrid y Barcelona en apoyo al rapero encarcelado. Estos altercados, que se saldaron con la destrucción de mobiliario urbano y el asalto a comercios, se repitieron en días sucesivos en la capital catalana, aunque no en Madrid.