El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta ha ordenado este jueves a la Policía Nacional analizar los teléfonos particulares de dos diputados de Vox en la Asamblea de Ceuta por un caso sobre presuntos whatsapp con contenido racista pronunciados en contra de la comunidad musulmana.

Según ha informado en un comunicado la presidenta del partido Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC), Fátima Hamed -cuyo grupo se presentó como acusación particular-, la orden del juez se ha decretado dentro de la causa abierta por presuntos mensajes "incitadores al odio".

La decisión del juez de rastrear los móviles de los dirigentes de Vox Ceuta se produce para continuar la investigación abierta por el presunto delito de odio y discriminación que motivó que el pasado 10 de febrero el presidente de Vox en Ceuta, Juan Sergio Redondo, y el diputado en la Asamblea, Francisco Javier Ruiz, comparecieron después de la denuncia del MDyC ante la Fiscalía.

El juez que lleva la causa ha ordenado ahora a la Policía analizar "a fondo" los teléfonos móviles de los dirigentes de Vox, ya que el origen de esta denuncia son los mensajes que se difundieron hace un año de un grupo de Whatsapp llamado 'Gestora Vox' atribuidos a la cúpula del partido y que eran "incitadores al odio", según Fátima Hamed.

Quiere comprobar con esta orden si Juan Sergio Redondo y Francisco Javier Ruiz "aún conservan o no los comentarios que presuntamente se vertían en esos grupos y averiguar si hay indicios de haber sido borrados o manipulados".

El instructor de la causa quiere comprobar con esta orden si Juan Sergio Redondo y Francisco Javier Ruiz "aún conservan o no los comentarios que presuntamente se vertían en esos grupos y averiguar si hay indicios de haber sido borrados o manipulados", además de saber "quien o quienes pudieron haberlos escrito y desde qué números de teléfono".

Delito de discriminación

Los dirigentes de Vox prestaron declaración acusados de un delito de discriminación, en una comparecencia donde también decidió acudir voluntariamente como testigo la senadora del partido por Ceuta, Yolanda Merelo, a pesar de su condición de aforada.

La diputada del partido Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC), que promovió la denuncia y que ejerce como acusación popular, Fátima Hamed, declaró a los periodistas que los investigados se negaron a contestar a las preguntas de la acusación popular.