Vox Baleares lanza una ofensiva contra el Gobierno de la socialista Francina Armengol por el caso de los 235 jóvenes confinados de manera forzosa en el hotel puente Palma Bellver. El Ejecutivo balear decidió aislarles debido al brote de coronavirus asociado a los viajes de fin de curso a Mallorca. Cerca de 60 dieron positivo, mientras que el resto dieron negativo en las pruebas. Según ha podido saber Vozpópuli, el partido de Abascal pretende presentarse como acusación popular si las denuncias interpuestas por parte de algunas familias ante los juzgados terminan prosperando.

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) ya informó de que en el juzgado de instrucción número 6 de Palma se habían presentado cerca de 200 peticiones de 'habeas corpus' contra el aislamiento forzoso de estudiantes en el citado hotel. Pero la jueza denegó más de 100. Por otro lado, la Fiscalía de Baleares emitió un dictamen en el que se oponía al confinamiento forzoso bajo custodia policial de los jóvenes, muchos de ellos menores de edad. La jueza decidió 'liberar' a los que habían dado negativo.

Vox denuncia que llevaron a decenas de menores al 'hotel covid' sin permiso de sus padres"

"Hay varias denuncias, pero solo ha trascendido una contra la directora general de Salud Pública del Gobierno de Baleares, María Antònia Fontpor los delitos de detención ilegal y prevaricación. Se llevaron a decenas de menores sin permiso de sus padres", explican fuentes de Vox. "En caso de que esta o cualquier otra denuncia prospere, nos presentaremos como acusación popular", insisten.

En la madrugada del pasado domingo, Font dictó una resolución en la que ordenaba "el confinamiento forzoso en régimen de aislamiento bajo custodia policial" en el Palma Bellver de 235 personas por un plazo de 10 días desde la fecha de exposición al virus. El texto apelaba al informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del 24 de junio que estableció que todas las personas "que han participado o están participando en los viajes de fin de estudios a Mallorca y en las diferentes actividades alrededor de ellos sean considerados contactos estrechos".

El informe de la Fiscalía de Baleares

Sin embargo, la Fiscalía remitió un informe al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Palma rechazando la ratificación de la resolución. El ministerio público considera en su informe que la condición de "estudiantes en viajes de estudios" es la única que les convierte en sospechosos o contactos de personas que dieron positivo en coronavirus en su regreso a la península. Cree que la orden dictada por el Gobierno balear no está suficientemente motivada y podría ser jurídicamente nula y que la medida "ni estaba plenamente justificada ni era proporcionada".

Finalmente, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Palma decidió no ratificar el confinamiento forzoso de los jóvenes aislados que dieron negativo o de aquellos a los que no se les había practicado la prueba. Los positivos deben continuar en aislamiento.

Vox Baleares, cuyo líder es el diputado Jorge Campos, denuncia que el Ejecutivo de Armengol no ha llevado a cabo ningún tipo de trazabilidad con los afectados. "Muchos de los jóvenes retenidos se alojaban en distintos hoteles de Palma y habían llegado recientemente con una PCR negativa. Al menos a 33 de ellos se les fue a buscar de madrugada y se les trasladó, sin permiso de sus padres, al 'hotel covid'", relatan.

Muchos de los contagios vienen de semanas atrás, de viajes de fin de curso, pero también de los macrobotellones y de los conciertos autorizados por el Gobierno"

Algunos son contacto estrecho de contagiados, señalan, pero otros muchos ni siquiera lo son. "Muchos de los contagios vienen de semanas atrás, de viajes de fin de curso, pero también de los macrobotellones y de los conciertos autorizados por el Gobierno y donde también participan jóvenes residentes en Mallorca", sostienen fuentes de Vox. "Se han descontrolado los casos por varias razones, pero Armengol ha encontrado en los estudiantes que vienen de fuera el chivo expiatorio", lanzan.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, continúa defendiendo la medida de confinamiento forzoso a la que están sometidos los estudiantes. La dirigente socialista declaró este miércoles que si la jueza decidía finalmente que se les debía dejar salir "nos someteremos a lo que diga la Justicia y lo asumiremos, pero no lo compartiremos". "Dejar salir a estos chicos es un peligro para toda la población, es una enorme irresponsabilidad", considera.

La presidenta del Govern, Francina Armengol
Vox pide la comparecencia urgente de la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, en el Parlamento. Europa Press

Vox pide la comparecencia de Armengol

Al margen de la vía judicial, Vox ha solicitado hasta en dos ocasiones la comparecencia urgente de Armengol en la diputación permanente del Parlamento balear durante los meses de verano. La primera petición fue tumbada por el rechazo del tripartito formado por el PSOE, Unidas Podemos y Més y por la abstención de Ciudadanos.

"Armengol no puede escabullirse, ni el Parlamento recurrir a piruetas burocráticas para evitar la comparecencia. Nos hallamos ante un caso gravísimo de retención ilegal de menores. Un menor que llega en patera a Mallorca tiene más garantías legales que un menor español que viene en un viaje organizado con una PCR negativa", advirtió Jorge Campos.

Vox denuncia que ni el Gobierno nacional ni Armengol han fletado un "barco burbuja": "Era un barco de línea normal"

Ahora, después del dictamen de la Fiscalía y de la decisión de la jueza, Vox ha vuelto a reclamar la presencia de la presidenta en la cámara para que explique la actuación llevada a cabo por su Gobierno.

Además, el partido denuncia que ni el Gobierno nacional ni el autonómico han fletado ningún "barco burbuja" para trasladar a los jóvenes a Valencia tal y como anunció la ministra de Sanidad Carolina Darias este miércoles. "Se han montado en un barco normal y corriente y muchos de los pasajeros que ya tenían billete se han tenido que quedar en tierra esperando a otro barco que tarda mucho más", dicen los de Abascal.

El barco en cuestión llegó al Puerto de Valencia a las 16:50 horas de la tarde del jueves con 118 estudiantes: 77 jóvenes andaluces, 20 gallegos y 21 madrileños. Todos ellos dieron negativo en las pruebas de antígenos que les hicieron en el hotel antes de montar en el ferry.

Durante la estancia de los jóvenes en el hotel, la Policía local ha recibido numerosas quejas por parte del vecindario por las molestias ocasionadas por música a alto volumen, griterío y actos vandálicos como lanzamiento de diversos objetos a la calle.