El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid y secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, ha asegurado este domingo que la "única condición" de su partido es que "a la izquierda, ni agua" y que en sus pactos "nunca se ha puesto en la mesa la exigencia de entrar en gobiernos". De este modo, Vox se presta a hacer a Isabel Díaz Ayuso presidenta de la Comunidad de Madrid sin entrar en su Ejecutivo.

"El que quiera hablar con nosotros sabe que tiene que tener claro que nunca vamos a favorecer un Gobierno de la extrema izquierda ni de sus políticas liberticidas", ha declarado Ortega Smith al ser preguntado por los medios de comunicación por las elecciones de Madrid que se celebrarán el 4 de mayo tras asistir a la misa por el Domingo de Ramos celebrada en la catedral de la Almudena.

Además, ha remarcado que Vox busca "recuperar la unidad de España, el Estado de Derecho y la libertad", por lo que quien defienda estos mismos objetivos tendrá el "leal concurso" de la formación, "ya sea en Gobierno o en la oposición".

Por otro lado, respecto a los pactos tras las elecciones, Ortega Smith ha puesto en valor que "nunca" han puesto como exigencia entrar en gobiernos de las comunidades autónomas donde han facilitado acuerdos de investidura.

"En nuestra primera entrada institucional en el Parlamento andaluz no exigimos nada y lo dimos todo. Dimos el apoyo para que la izquierda, después de 38 años, saliera del Gobierno de Andalucía, e hicimos lo mismo en el Ayuntamiento de Madrid", ha explicado.

Finalmente, ha señalado que España "necesita una fuerza política confiable" porque su "honradez política" les lleva a que "dice lo que hace, y lo que hace es lo que ha dicho".