Vox entra en campaña. Esta arrancará el próximo 18 de abril y finalizará 15 días después, la noche del 2 de mayo, pero los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, incluida Rocío Monasterio, ya han empezado a hacer rondas por todos los platós de televisión y medios de comunicación. Lanzan sus lemas y van perfilando el discurso con el que tratarán de distinguirse durante las próximas semanas.

La formación liderada por Santiago Abascal ha encontrado en la "mochila" de Díaz Ayuso motivos para desmarcarse de cara a unas elecciones con visos de traducirse en una guerra entre la dirigente 'popular' y el Pablo Iglesias, aspirante por sorpresa a tocar poder en la Puerta del Sol.

No son pocos los diputados de Vox que estos días vinculan a Díaz Ayuso con algunas de las leyes de corte "progre" que salieron adelante durante la etapa de Cristina Cifuentes, cuando ejerció de viceconsejera de Presidencia y Justicia. Y tiran de hemeroteca para rescatar titulares en los que Ayuso abraza la lucha contra la LGTBIfobia, el Día del Orgullo y defiende la ausencia de adoctrinamiento en las aulas madrileñas.

Los 'sellos' de Vox

El llamado 'pin parental', hasta ahora condición para aprobar los presupuestos regionales, promete convertirse en uno de los elementos de distinción durante la campaña. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha repetido en numerosas ocasiones que esta medida no era necesaria en las aulas madrileñas y parlamentarias de Vox como Cristina Esteban consideran que algunas de las leyes promovidas por Cifuentes y defendidas por Ayuso hacen que sí lo sea.

"Después de dos años gobernando Madrid, Díaz Ayuso mantiene la ley trans y la ley LGTBi de Cifuentes. Monasterio es la que de verdad parará al socialismo en Madrid", sostiene el portavoz de Defensa de Vox, Agustín Rosety en un mensaje publicado en sus redes sociales.

El propio portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, enumeró este martes varios de los asuntos que les separan de Díaz Ayuso y las iniciativas de Cifuentes volvieron a salir a la palestra. "Algunas de las leyes más progres y más avanzadas según colectivos muy especiales y muy premiados parten de la Comunidad de Madrid y esas cosas hay que revisarlas", apuntó.

Algunas de las leyes más progres y más avanzadas según colectivos muy especiales y muy premiados parten de la Comunidad de Madrid y esas cosas hay que revisarlas

Espinosa de los Monteros defendió que Vox "tiene un programa muy detallado para hacer de la región referente líder en libertades, servicios sociales, protección de barrios, en familia, seguridad en las calles...". y continuó: "Vox es el partido de ley y el orden, de la tolerancia cero con la inmigración ilegal y con las prácticas realizadas en mezquitas salafistas que otros partidos parecen pasar por alto, de la tolerancia cero con los problemas de convivencia generados por los menas y el alto coste que suponen y que parece que a otros partidos no les importa".

El recorte de consejerías, entes y fundaciones -otra de las exigencias durante las negociaciones presupuestarias- será otro de los buques insignia de la campaña electoral. "Hay que elegir entre servicios sociales y ciertos chiringuitos, este partido que lleva 20 años no ha querido finiquitarlos. Sería bueno una auditoría", apuntó el diputado de Vox. Y terminó destacando el "compromiso" de Rocío Monasterio con "el Madrid rural". "Hay muchísimas diferencias, nuestro programa es nítido", zanjó.

El 'fantasma' del voto útil

Monasterio defiende estos días que "Iglesias viene a Madrid porque sabe que Vox entra en el Gobierno", pero el paso al frente del líder de Unidas Podemos ha despertado el fantasma del voto útil que el PP trata de concentrar en torno a la figura de Ayuso. En las filas de Vox se esfuerzan en "demostrar" que en Madrid, si superas el 5%, "la coacción del voto útil es una más de las falacias de la vieja política". Diputados del partido recurren a vídeos y tablas de Excel.

La calle será otro de los fuertes de la campaña voxera, como hicieron recientemente en Cataluña. "Nos encanta hacer campaña, me encanta hablar y escuchar a la gente, mantener el contacto con la realidad. Muchos políticos no han estado en contacto con la realidad, nunca han trabajado, ni han tenido nómina, nunca han tenido una pyme, nosotros sí... Ellos desde jóvenes en Nuevas Generaciones... Eso crea desapego entre gobernantes y gobernados", lanzó Monasterio recientemente.

Según la previsible candidata de Vox, Ayuso "va a tener que entenderse" con su partido, pero "hay que decir la verdad a los madrileños: hay que explicarles que va a ser utilizada por Génova". Los de Abascal empiezan a agitar la idea de que a la dirigente 'popular' le espera el mismo paradero que a Cifuentes y a Esperanza Aguirre. "Es muy probable que esa sea la operación: dejar que Ayuso gane las elecciones y sustituirlo después por un Almeida pastelero que vuelva con todos al redil del consenso en el que Casado y Egea se sientan seguros", dice el eurodiputado Hermann Tertsch.