La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha criticado al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, por "alentar los altercados" durante las protestas en favor de la liberación del rapero Pablo Hasél y ha lamentado que el Ejecutivo nacional "justifique la violencia".

Durante un acto celebrado este sábado, en el que ha recorrido las calles y comercios de la zona de la Plaza de la Villa, Villacís ha afeado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que hiciese declaraciones "tras muchos días de silencio" para decir que "le parece mal" los altercados en algunas ciudades españolas, cuando "tiene que parecerle mal tener un vicepresidente para alentar los altercados". También, ha señalado el papel del portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, quien "apoya a quienes revientan la ciudad".

En este sentido, ha extrapolado la situación al Ayuntamiento de la capital y ha apuntado que si una de las dos partes del Ejecutivo de coalición hiciese este tipo de declaraciones, "el Gobierno duraba dos minutos".

"Cuando Iglesias habla, lo hace en nombre de todo el Gobierno", ha expresado y ha apelado a los ministros socialistas a que condenen los altercados y también "condenen al señor Pablo Iglesias".

"Ha habido 35 policías heridos. Los altercados merecen ser condenados y dejar de tener este Gobierno que no sabe si está en la trinchera o en el Gobierno. Salvo en Cataluña o País Vasco, nunca un Gobierno de España había justificado la violencia", ha lamentado Villacís, quien ha añadido que de esta forma "se crea un debate asqueroso sobre el umbral de la tolerancia de la violencia".

Destrozos a locales de hosteleros

Por estos motivos, la vicealcaldesa ha criticado que las movilizaciones en favor de Hasel hayan derivado en que "muchos hosteleros tiene que levantarse y encontrarse su escaparate reventado", por lo que ha apuntado que "lo que le falta a estas personas es haber sido hosteleros o camareros".

"No hay derecho. Ayer veía imágenes de los violentos, de los supuestos antifascistas, que con antifascistas como estos para qué queremos fascistas, reventando mesas y sillas de un pobre hostelero que hace lo que puede por mantener a los trabajadores", ha expresado.