Terrorismo

Las víctimas de 'Fitipaldi', “indignadas” con su acercamiento: “Es repugnante, en nada de homenaje”

La AVT acusa a Marlaska de cruzar una línea roja con el traslado de Joseba Arregi, condenado por el atentado en la casa cuartel de Zaragoza

Lucía Ruiz tenía 11 años cuando Fitipaldi atentó en la casa cuartel de Zaragoza donde vivía con su familia
Lucía Ruiz tenía 11 años cuando Fitipaldi atentó en la casa cuartel de Zaragoza donde vivía con su familia efe

Lucía Ruiz tenía 11 años cuando ETA atentó en la casa cuartel de Zaragoza en 1987. Estaba con su hermana Fátima y su padre Atanasio, guardia civil. Hoy lleva la fecha del atentado tatuada en el brazo izquierdo. Aquel día, dice, volvió a nacer. Este lunes se enteró de que el Ministerio delInterior ha decidido acercar a una cárcel próxima al País Vasco a uno de los condenados por aquella acción, el histórico José María Arregi Erostabe, alias Fitipaldi.

El Departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska informó de ello a través de un comunicado en medio de la tormenta informativa de acuerdos y pactos para la investidura de Pedro Sánchez. Fitipaldi es un exdirigente terrorista, detenido en 1992 en la operación de Bidart (Francia) contra la llamada cúpula Artapalo. Desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) tuvieron que ponerse en contacto a la carrera con las víctimas de este criminal para que no se enterasen por la prensa, entre ellas con Lucía Ruiz.

“Es repugnante”, dice. Ruiz actualmente es delegada de la AVT en Zaragoza y tuvo que hacer lo propio con sus asociados. Fitipaldi fue condenado a más de 2.000 años de cárcel por el atentado de la casa cuartel y también por un atentado un año antes contra un autobús militar en la capital maña que provocó otros dos muertos y casi una treintena de heridos. Las víctimas de aquellas acciones dicen sentirse ahora “indignadas” por este movimiento del Ministerio del Interior, según dice Ruiz.

"No creo en las causalidades"

“No creo en las casualidades”, lamenta esta víctima en alusión a las negociaciones entre el PSOE y EH Bildu de cara a recabar apoyos para la investidura de Sánchez. Desde que el Ejecutivo socialista puso en marcha un cambio en su política penitenciaria han sido acercados un total de 28 presos de ETA, si bien el goteo había experimentado un parón desde las elecciones generales del pasado abril. “Menudo palo, de aquí a nada de homenaje, supongo que va a ser así a partir de ahora”, añade. 

Para las víctimas esto supone cruzar “una línea roja” en la política penitenciaria puesta en marcha por el Ejecutivo de Pedro Sánchez ya que no es un preso etarra más, sino un perfil especialmente simbólico. Fitipaldi cuenta con delitosde sangre, condenado por diversos atentados como la colocación de un coche bomba en 1988 ante la Dirección de la Guardia Civil en Madrid. Aquel día murió un niño de dos años. 

Desde la AVT se encuentran especialmente molestas porque este paso supone un “incumplimiento” de los compromisos adquiridos con las víctimas por el ministro Marlaska en septiembre de 2018, “ya que se trata de un acercamiento de un preso condenado por delitos de sangre y con escaso tiempo para informar a las víctimas”. A este malestar se añade que recibieron la información casi al mismo tiempo que la prensa, sin tiempo para que los psicólogos de la asociación hiciesen su trabajo con las personas afectadas. Desde Interior niegan que se haya incumplido ningún compromiso ya que, dicen, lo que les trasladó el ministro es que no habría acercamientos a cárceles del País Vasco. 

Interior dice que "ha pedido perdón"

Arregi Erostarbe ha sido acercado desde Alicante hasta Asturias. Según la nota emitida por Interior, ya ha cumplido las tres cuartas partes de su condena y "ha pedido perdón" por el daño causado. Añaden a Vozpópuli desde el Ministerio que responde a una propuesta de la junta de Tratamiento de la cárcel alicantina y que, pese al acercamiento, Fitipaldi seguirá en régimen de primer grado, el más severo. En el mismo comunicado, el Departamento informó de la progresión a tercer grado de otro etarra de Gorka Fraile, sin delitos de sangre.

El acercamiento de Fitipaldi supone la gota que ha colmado el vaso de las víctimas en una relación que ya venía lastrada desde hace tiempo. Los acercamientos puntuales a los que se comprometió el ministro en septiembre de 2018 se han convertido ya en una lista de casi una treintena de presos terroristas acercados desde entonces a cárceles próximas al País Vasco.

La AVT enmarca este último movimiento en las negociaciones del PSOE para lograr la investidura de Pedro Sánchez: “Nos hace sospechar que no es casualidad que justo se produzca cuando están negociando los apoyos para la investidura y cuando EH Bildu ya ha anunciado que se abstendrá para facilitar la investidura de Sánchez”.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba