La variante Delta se ha convertido en el nuevo 'que viene el Coco' de estos días. Su efecto en Reino Unido es innegable, habiéndose incrementado el número de contagios un 70% en la última semana, y obligando al Gobierno británico a retrasar un mes su regreso a la nueva normalidad. En Israel hemos visto lo poco que ha durado el júbilo por el fin de las mascarillas en interiores, al poco de eliminarse la obligación, el Gobierno ha tenido que rectificar.

El efecto de esta variante en España está todavía por ver. Curiosamente, la anterior cepa dominante en Europa, la británica, no causó tantos estragos en España en comparación con Reino Unido. La particularidad de la variante Delta estriba, no obstante, en su mayor capacidad para resistir el efecto de las vacunas.

Si la variante Delta se comporta igual en España que en Reino Unido puede darnos un susto de los gordos. Ahora mismo, en los hospitales españoles hay más pacientes ingresados por covid que en Reino Unido, a pesar del efecto de la variante Delta allí. Para hacer una comparativa serie hay que contraponer los datos de hospitalización del 24 de junio, última fecha con cifras de hospitalizados en Reino Unido.

Pues bien, para dicha fecha, el número de personas ingresadas por coronavirus en Reino Unido asciende a 1.505, muchos menos que en España. Según el informe del Ministerio de Sanidad para la misma fecha, había 2.409 pacientes ingresados en hospitales a causa de la covid-19, prácticamente 1.000 más que en Reino Unido.

Ingresos en UCI

Si atendemos a las cifras de ocupación de camas UCI, España también sale peor parada. En Reino Unido, también a fecha 24 de junio, el número de ocupantes de camas UCI era de 259. Mientras tanto, España casi triplica esta cifra para la misma fecha: 659 personas luchando por su vida en camas UCI.

Es decir, que la ocupación es alta si tenemos en cuenta que, en el informe sobre variantes covid del Ministerio actualizado este mismo lunes, la prevalencia de la variante Delta en nuestro país es del 2,7%. Una cifra que, según muchos especialistas, se queda corta y probablemente sea mucho mayor, pero en España se secuencia muy poco, por lo que es complicado ver en tiempo real la expansión de la nueva variante.

No podemos olvidar tampoco la importante diferencia demográfica entre España y Reino Unido a la hora de analizar estos datos. Mientras que nuestro país ronda los 47 millones de habitantes, España supera los 66 millones.

Los datos de hospitalización pueden llegar a ser preocupantes si tenemos en cuenta las diferencias de vacunación entre España y Reino Unido. Allí, el 65% de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna, frente al 52% de España y el 47,8% de los británicos está inmunizado contra la covid con pauta completa, a diferencia de España, donde la ha recibido el 34% de la población (datos de Our World in Data).

Y es que estar vacunado con la pauta completa marca la diferencia en la función sistema inmunitario contra la variante Delta, aunque no hay que olvidar, como señalan los inmunólogos, que más allá de los anticuerpos, disponemos de células T y células B, efectivas contra el virus y no medidas en los ensayos.

Ocupación hospitalaria por CCAA

El informe donde el Ministerio analiza los indicadores que conforman el 'semáforo covid' apunta a que la ocupación de camas por pacientes de coronavirus está en riesgo bajo en Madrid, País Vasco, La Rioja y Andalucía, encontrándose el resto de territorios directamente en nueva normalidad.

Por otro lado, la ocupación de camas UCI sigue en riesgo alto según Sanidad en Madrid, y en riesgo medio en Castilla y León, País Vasco y Cataluña.

Contagios desbocados

Donde la balanza se inclina claramente hacia los británicos es en el aumento de contagios. La prevalencia de la variante Delta ha hecho que Reino Unido incremente un 70% los positivos por covid en la última semana. Así, la incidencia acumulada en los últimos 7 días es de 134, frente al 51 de incidencia en España. Las muertes en Reino Unido también han subido un 65%, registrándose 122 en la última semana.