Ante el aumento de contagios, muertes y hospitalizaciones por coronavirus, el Gobierno de la Comunidad Valenciana ha anunciado este domingo nuevas restricciones, entre las que se encuentra la limitación de las reuniones sociales a los convivientes en el espacio privado, y a dos personas de dos núcleos de convivencia distintos en el espacio público.

Además, el presidente Ximo Puig ha decretado el confinamiento perimetral de todas las ciudades de más de 50.000 habitantes durante los fines de semana y festivos, informa Europa Press.

Así lo ha indicado Puig tras un encuentro celebrado este domingo con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, la subsecretaria, Mònica Almiñana, y la secretaria autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público, Isaura Navarro.

Estas nuevas medidas entrarán en vigor este lunes, 25 de enero, desde su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), y se extenderán hasta el 15 de febrero.

Limitan las reuniones sociales

En primer lugar, se establece la limitación las reuniones a los convivientes en el espacio privado y a dos personas que pueden ser de dos núcleos de convivencia distintos en el espacio público.

Asimismo, se prorroga el confinamiento perimetral autonómico y se decreta el municipal de las ciudades de más de 50.000 habitantes durante los fines de semana y festivos. Estas son València, Alicante, Elx, Castelló, Torrevieja, Torrent, Orihuela, Gandia, Paterna, Benidorm, Sagunt, Alcoi, Sant Vicent del Raspeig, Elda-Petrer y Vila-real. Estas medidas quedarán reflejadas en un decreto del President de la Generalitat.

Además, Ximo Puig se ha referido a la evolución de la campaña de vacunación y a la necesidad de "priorizar en la inmunización" a personas en mayor situación de vulnerabilidad.