El exministro de Sanidad, Salvador Illa, ya consideraba que España vacunaba a "velocidad de crucero" en enero, con menos de 100.000 dosis administradas. Han pasado tres meses desde entonces y lo cierto es que el número de españoles con una dosis administrada no alcanza el 13 por ciento. Los laboratorios, especialmente AstraZeneca y Moderna, no dejan de acumular retrasos que son silenciados públicamente por el Ministerio de Sanidad, como ha podido constatar Vozpópuli.

Esta atípica Semana Santa en la que un español no podrá visitar a su familia en la comunidad autónoma de al lado, pero un extranjero podrá venir a disfrutar del turismo de borrachera, sí que estará marcada por algo a lo que el país se ha acostumbrado más estos últimos meses: el retraso de las vacunas.

Fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid apuntan a Vozpópuli que la semana previa a Semana Santa deberían haber recibido más de 50.000 dosis de AstraZeneca, pero finalmente han llegado solo 14.000. Es decir, más de tres veces menos de lo previsto.

La comunidad que dirige Isabel Díaz Ayuso también tenía previsto recibir un cargamento de Moderna que, finalmente, se ha quedado en nada: "No hemos recibido ni una sola dosis". "Esta semana solo hemos recibido las dosis que nos habían comunicado de Pfizer", lamentan desde la Consejería.

Andalucía, por su parte, también ha experimentado un varapalo en cuanto al número de vacunas esperadas sobre las recibidas. Fuentes de la Consejería de Salud y Familias manifiestan a este diario que para la Semana Santa estaba previsto haber recibido 177.100 dosis (a recibir entre el 22 y el 31 de marzo).

La cruda realidad es que solo van a poder contar con 37.800 dosis para este período. "Dejamos de recibir 139.300 dosis", señalan. Por tanto, contarán con casi cinco veces menos vacunas de las que tenían previstas.

La primera comunidad autónoma que se quejó públicamente de esta situación fue Cataluña. La consejera de Salud, Alba Vergés, manifestó en su cuenta de Twitter que Cataluña no recibirá en Semana Santa las 148.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca previstas. Se espera que no lleguen hasta una semana después de lo esperado. Solo en estas tres comunidades han dejado de recibirse, por tanto, 323.300 vacunas con las que contaban para Semana Santa.

Vergés apuntó que este nuevo retraso era "una vergüenza" y exigió que se pusiera fin de una vez a "este despropósito", aludiendo a los constantes avisos de incumplimiento de suministro de las farmacéuticas.

En cualquier caso, el Ministerio de Sanidad se limita a comunicar a las comunidades autónomas estos problemas de suministro, pero no hace públicos tales sucesos, lo cual deja en una situación comprometida a las CCAA que deben afrontar sus compromisos de vacunación con menos dosis de lo planificado.

Algunas tienen desde hace tiempo preparado un mecanismo de vacunación masiva que todavía no se ha podido poner en marcha por la falta de vacunas. En el caso de Madrid, por ejemplo, se procederá a vacunar, cuando haya dosis suficientes, en grandes superficies como el WiZink Center para añadir a las que ya se están inoculando en el Wanda y en el Zendal.

Problemas de suministro de vacunas

Por alguna razón, el Ministerio de Sanidad ha optado por una política de comunicación que evite el tener que dar cuenta pública de los problemas de suministro de vacunas de los laboratorios. Este diario ha venido informando en las últimas semanas de diversos ejemplos en este sentido.

El más sonado fue el de AstraZeneca, que en el mes de febrero mandó 600.000 vacunas menos de lo prometido. Según pudo constatar Vozpópuli llegaron, en concreto, a España, 628.575 dosis menos de las que AstraZeneca y el Ministerio de Sanidad como el laboratorio anunciaron.

El Ministerio de Carolina Darias y la compañía habían anunciado que para febrero España contaría ya con un total de 1.810.575 de dosis de la vacuna de AstraZeneca, y bien entrado el mes de marzo, los informes de Sanidad solo recogían una recepción de 1.169.800 dosis.