La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció que para el mes de abril llegarían a España 300.000 vacunas de Janssen, una promesa que no se ha cumplido. En lugar de las señaladas por la ministra, serán 272.000 las dosis de esta vacuna con las que contará España a finales del mes de las lluvias.

Vozpópuli anticipó que esto ocurriría al caer significativamente el número de dosis en la segunda remesa de Janssen. Así, Sanidad ha anunciado que esta consta de 126.000 vacunas, es decir, 20.000 menos que en la primera remesa, que fue de 146.000 dosis. En total, 28.000 menos de las prometidas.

Esta semana han sido hasta ocho las comunidades autónomas, de distinto signo político, las que han confirmado a este diario que Sanidad les comunicó una reducción del 50% en las dosis a recibir respecto a las prometidas.

Desigual recepción de Janssen entre comunidades

"Según el Ministerio de Sanidad, la compañía Janssen, de la que inicialmente iban a posicionarse esta semana en Castilla y León 12.700 dosis, ha comunicado que se recibirán únicamente 6.400 dosis", señalan dese la Consejería de Sanidad de Castilla y León.

A la Comunidad de Madrid han llegado 18.000 vacunas, en lugar de las 36.000 dosis previstas. Aragón ha especificado que esperaban 7.050, pero que han llegado 3.500. Extremadura señala que llegaron 2.800 de 5.650 vacunas. Galicia y Comunidad Valenciana también apuntan que llegaron la mitad de dosis.

Por el lado contrario, hay comunidades autónomas donde han llegado todas las dosis prometidas. Es el caso de Cantabria, la única de todas las autonomías consultadas que incrementa las vacunas de Janssen recibidas en esta segunda remesa. Así, en la comunidad de Miguel Ángel Revilla, recibieron en la primera 1.800 vacunas, mientras que en esta segunda han llegado 3.100.

En el caso de Madrid, se han recibido 2.900 vacunas de Janssen menos que en la primera remesa. Castilla y León pierde 1.000 dosis, Aragón 600 y Andalucía 3.650. La región que gobierna Juanma Moreno fue notificada en el último momento de que recibiría 22.500 vacunas, la mitad de lo señalado.

Ni el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ni la ministra Carolina Darias han dado explicaciones sobre las razones de este retraso ni en la visita de ambos al Centro de Investigación de Janssen en Toledo, ni en la Comisión de Sanidad de este jueves.

Pugna en el Congreso por las 'vacunas perdidas'

El descuadre en los informes de vacunas del Ministerio de Sanidad ha conducido a todo tipo de suspicacias que, en ocasiones, el Ministerio de Sanidad ha resuelto y, en otras, no. El ejemplo más claro ha tenido lugar este mismo jueves en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, a la que Darias ha acudido para dar cuenta de la marcha de la pandemia de coronavirus.

La portavoz de Sanidad del Partido Popular, Ana Pastor, ha puesto sobre la mesa el caso de las vacunas perdidas que este diario lleva meses siguiendo. En concreto, ha hecho referencia a las 5.000 vacunas que no cuadran en los informes, de acuerdo a lo señalado por la farmacéutica AstraZeneca.

Sin embargo, Darias se ha referido exclusivamente a las 5.400 vacunas de Pfizer que de un día para otro desaparecieron del informe, como denunció La Razón, y que desde este miércoles aparecen como "dosis pendientes de entregar" justo debajo de donde se señalan las dosis con destino Andorra.

La ministra de Sanidad ha señalado que tales vacunas están reservadas para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no vacunadas por la Generalitat de Cataluña y para los militares que van a ser desplegados en el exterior. De ser así, el Ministerio de Sanidad estaría incumpliendo la Estrategia de Vacunación, pues las vacunas de Pfizer solo pueden administrarse a personas mayores de 60 años o personal sanitario.

A mayores, la ministra ha dejado sin explicar que ocurre con las 4.700 dosis de AstraZeneca que el laboratorio confirma que ha mandado a España y que siguen sin reflejarse en el documento de Sanidad.