La Comisión Europea considera que aquellas zonas en las que la tasa de incidencia acumulada en 14 días sea superior a los 500 casos de covid-19 por cada 100.000 habitantes deben ser aisladas porque el riesgo es muy elevado.

En una rueda de prensa, el comisario de Justicia, Didier Reynders, ha planteado este lunes una actualización de la recomendación de actuación frente al avance de la covid-19 en relación a la libre circulación en la Unión Europea.

La Comisión ha explicado que a la vista de las nuevas variantes del coronavirus y el elevado número de nuevas infecciones en muchos Estados miembros, es "necesario desalentar enérgicamente los viajes no esenciales".

Bajo su punto de vista, se debe "evitar el cierre de fronteras o prohibiciones generales de viaje" y garantizar que "el funcionamiento del mercado único y las cadenas de suministro permanezcan ininterrumpidos".

Por lo tanto, ha señalado el comisario de Justicia, "es necesaria una acción más específica para garantizar un enfoque coordinado sobre las medidas que restringen la libre circulación dentro de la Unión Europea".

Los Estados miembros deben garantizar la coherencia con las medidas que aplican para viajar dentro de su propio territorio", señala Bruselas

Las recomendaciones de Bruselas se basan en un código de colores, acordando en qué áreas el riesgo es mayor y dónde se deben aplicar "medidas más estrictas a los viajeros".

Así, la Comisión propone que se "desaconsejen enérgicamente todos los viajes no esenciales" hasta que la situación epidemiológica haya mejorado considerablemente.

Viajes a zonas de 'rojo oscuro'

Esto se refiere, especialmente, a "los viajes hacia y desde áreas de 'rojo oscuro'" del mapa. Al hacerlo, continúa explicando Bruselas, "los Estados miembros deben garantizar la coherencia con las medidas que aplican para viajar dentro de su propio territorio".

En su actualización de colores -existen el verde, naranja, rojo y gris-, la Comisión propone añadir el color rojo oscuro para indicar "las zonas en las que el virus circula a niveles muy elevados".

Esto se aplicaría, ha comunicado Reynders, a un área donde la tasa de notificación de 14 días es más de 500 por 100.000 habitantes.