España

El Supremo revoca por primera vez una condena de prisión permanente revisable

El Alto Tribunal, que no refuta la prisión permanente revisable, considera que en este caso se aplicó indebidamente un agravante y sustituye la pena por una condena de 24 años de cárcel

Sede del Tribunal Supremo
Sede del Tribunal Supremo Tere García

El Tribunal Supremo ha revocado por primer vez una condena de prisión permanente revisable. La pena anulada había sido dictada por la Audiencia de Tenerife a un hombre que en 2016 asesinó con ensañamiento al abuelo de su exnovia. El Alto Tribunal ha considerado que en este caso se aplicó indebidamente un agravante, por lo que ha sustituido la prisión permanente revisable por una condena de 24 años de cárcel.

El 14 de enero de 2016, el acusado fue al domicilio del padre de su exnovia en Icod de los Vinos. Allí, le propinó "puñaladas y golpes" con diversos objetos hasta provocar la muerte por pérdida de sangre al hombre de 66 años. Los magistrados califican los hechos como "asesinato con alevosía y ensañamiento".

Con esta decisión, el Supremo deja sin efecto la "hiperagravación por vulnerabilidad de la víctima" -prevista en el artículo 140.1.1 del Código Penal-, que justificaría la pena de prisión permanente revisable.

Vulnerabilidad de la víctima 

La víctima padecía una discapacidad consecuencia de un ictus sufrido años atrás, que fue considerada por la magistrada al momento de dictaminar el fallo. Su condición habría limitado su capacidad de reacción, que era "lenta y torpe", según la sentencia de la Audiencia de Tenerife y confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Sin embargo, el Supremo sostiene que el ataque sorpresivo del agresor no se puede separar de la condición vulnerabilidad de la víctima al momento de evaluar la indefensión que se le causó y que, según los jueces, fue buscada por el condenado "para asegurar la ejecución del delito sin riesgo".

En este sentido, la Sala de lo Penal justifica su fallo en que la Audiencia de Tenerife consideró la vulnerabilidad de la víctima para aplicar dos agravantes distintas, lo que vulnera el principio 'non bis in idem', que no permite castigar dos veces una misma circunstancia.

Se trata del primer recurso recibido por el Supremo sobre una condena de este tipo; y la segunda vez que se aplica la pena mencionada en España.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba