El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el caso Gürtel, que condenaba al PP como "partícipe a título lucrativo" por beneficiarse de un total de 245.492 euros procedentes de la organización encabezada por Francisco Correa. Sin embargo, considera excesivas las menciones a la Caja B del PP, tal y como asegura el fallo de primera instancia. Además, los magistrados han mantenido la condena al extesorero del PP Luis Bárcenas (33 años y cuatro meses), y a su mujer, Rosalía Iglesias (15 años y un mes).

La sentencia de Gürtel, dictada el 24 de mayo de 2018 por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, consideró probado que el PP dispuso de una "Caja B". El fallo definía la misma como "una estructura financiera y contable paralela a la oficial existente al menos desde el año 1989, cuyas partidas se anotaban informalmente, en ocasiones en simples hojas manuscritas como las correspondientes al acusado Bárcenas".

Y en estas hojas, proseguía la sentencia de la Audiencia Nacional, "se hacían constar ingresos y gastos del partido o en otros casos cantidades entregadas a personas miembros relevantes del partido, si bien estos últimos aspectos que se describen lo son únicamente para precisar el contexto en el que se imbrican los hechos objeto de este enjuiciamiento, pero quedando fuera de su ámbito de conocimiento”.

El magistrado Ángel Hurtado emitió un voto particular a la sentencia en la que aseguraba que "no era necesario introducir los referidos pasajes, porque, estando encartado el PP, como partícipe a título lucrativo, hay que partir de su total ausencia de participación en los hechos delictivos y su desconocimiento de los mismos".

Hurtado, que de forma reciente ha sido nombrado magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, consideraba que "con esos pasajes se le está haciendo ese reproche, que nada aporta respecto de la posición que ha ocupado en esta causa, ni de cara la responsabilidad que se le exige.

Moción de censura

Sin embargo, la decisión de la Audiencia Nacional precedió a la moción de censura que promovió el presidente del Gobierno de coalición entre el PSOE y Podemos, Pedro Sánchez, y que expulsó a Mariano Rajoy de La Moncloa.

Los cabecillas de la trama eran objeto de grandes penas. Correa fue condenado a 51 años y 11 meses de cárcel; Pablo Crespo a 37 años y seis meses; y la ex mujer de Correa Carmen Rodríguez Quijano a 14 años y ocho meses.

Por su parte, el extesorero del PP Luis Bárcenas, "pieza fundamental", fue condenado por la Audiencia Nacional a 33 años y cuatro meses; y a 15 años y un mes se condenó a su mujer, Rosalía Iglesias.

La sentencia reclamó, asimismo, que la formación política conservadora y la exministra de Sanidad Ana Mato respondían como partícipes a título lucrativo de los delitos investigados.

Anticorrupción pedía para Francisco Correa y Pablo Crespo 77 años de prisión

Mato, en concreto, se habría beneficiado de 27.857 euros en regalos realizados por la red y el pago del 50% de sus fiestas familiares, mientras que la Gürtel habría sufragado al PP con 245.492 euros: 133.628 en Majadahonda y 111.864 en Pozuelo de Alarcón, ambos municipios de la Comunidad de Madrid.

Manipulación de la contratación

Además, el tribunal consideró acreditado que entre los años 1999 y 2005, entre el denominado grupo Correa y el Partido Popular "se tejió" en diferentes territorios "una estructura de colaboración estable" y consistente en prestación de múltiples y continuos servicios relativos a viajes, organización de eventos, dentro de la normal actividad de dicho partido político.

El pasado día 5 de octubre la Fiscalía anticorrupción presentó el escrito de acusación de la última pieza -la "principal"- de la macrocausa, relativa a los presuntos delitos fiscales cometidos por los líderes de la trama corrupta para eludir los pagos a Hacienda y ocultar los recursos económicos que obtuvieron de ellos.

Anticorrupción solicitaba para Correa y Crespo 77 años de prisión.

Anticorrupción afirmó que desde 1998 hasta 2009 Correa consiguió todo a través del uso del dinero en efectivo que integró en la 'caja B' de sus empresas

Según el escrito de la fiscal Concepción Nicolás presentado el pasado 25 de septiembre, adelantado por Europa Press, el cabecilla de la Gürtel ocultó la totalidad de su patrimonio y su "ilegal" procedencia y habría logrado al menos entre los años 2000 y 2007 el ahorro fiscal ilícito de 24.835.533 euros.

La 'Caja B' de Correa

La fiscal de anticorrupción afirmó que desde al menos el año 1998 hasta febrero de 2009 -cuando estalló el caso-, Correa consiguió todo ello a través del uso del dinero en efectivo que integró en la 'Caja B' de sus empresas y mediante un entramado societario y financiero en el extranjero y en España.

Así, anticorrupción dirigía su acusación contra 26 personas y pedía penas que oscilaban entre tres años de prisión y los 77 años de cárcel que interesa para Correa y su número dos, por un total de 23 delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales. También solicita una elevada pena, la de 74 años de cárcel, para el que fuera el contable de la Gürtel.