Confirma su libertad

El tribunal de 'La Manada' alega que el riesgo de reencontrase con su víctima "es remoto"

Los jueces dicen que debe primar el derecho a la libertad sobre "el riesgo incierto de que la intimidad de la denunciante pueda verse afectado"

Imagen de archivo del Palacio de la Justicia de Navarra.
Imagen de archivo del Palacio de la Justicia de Navarra.

El tribunal de la Audiencia de Navarra ha confirmado el auto por el cual los cinco miembros de 'La Manada' quedaron en libertad el pasado 21 de junio tras abonar 6.000 euros de fianza. De este modo, los jueces desestiman los recursos presentados por la Fiscalía, la víctima, el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno Navarro contra esta decisión ante la que ya no caben más recursos.

Los jueces descartan que los jóvenes sevillanos vuelvan a delinquir y alegan, entre otros motivos, "el nada despreciable efecto disuasorio que a buen seguro habrá producido en los cinco condenados su permanencia en prisión provisional". El auto, al que ha tenido acceso Vozpópuli, cuenta con el voto particular del presidente del tribunal José Francisco Cobo, que se negó a redactar la decisión recurrida al no estar de acuerdo con sus dos compañeros.

"Riesgo remoto" de que se encuentren

En la decisión recurrida, el tribunal impuso a los condenados la prohibición de acudir a la Comunidad de Madrid para evitar la situación de que se encuentren con su víctima, madrileña. Las acusaciones consideraron esta medida insuficiente entendiendo que ese encuentro se podría producir en cualquier otra parte de España por lo que de suponía más un castigo para ella que para sus abusadores. Pero los jueces responden que "el riesgo de que se produzca un encuentro casual entre ellos es poco menos queinexistente, o si prefiere muy remoto".

"Si tan 'manifiestamente injusto' le parece al Ministerio Fiscal que la denunciante no cuente con otras medidas más específicas, en su mano estuvo, en la comparecencia celebrada, la posibilidad de haberlas solicitado", añade el auto en un tono crítico contra Fiscalía.

Al haber alcanzando los dos años en prisión provisional, los jueces estaban obligados a revisar la situación de 'la Manada'. Las acusaciones pedían que permaneciesen en la cárcel teniendo en cuenta que al haber ya una condena de nueve años por abuso dictada contra ellos, la ley permite dejarles en prisión a la espera de sentencia firme hasta la mitad de la pena impuesta, en este caso cuatro años y medio. Sin embargo el tribunal optó por prorrogarles la situación de prisión, pero con la posibilidad de eludirla con el pago de 6.000 euros de fianza, algo que hicieron esa misma semana y quedaron en libertad.

Los cinco miembros de 'La Manada' quedaron en libertad después de que los jueces dictaran un auto en el que no apreciaban riesgo de fuga de los condenados al haberse reducido "notablemente" en la sentencia las penas que solicitaban las acusaciones y al no apreciar tampoco riesgo de reiteración delictiva. Ahora los jueces confirman esa postura.   

"Meras posibilidades"

Entre otros argumentos dicen que no pueden prorrogar de forma incondicional la situación de prisión de los condenados atendiendo a "meras posibilidades" de carácter subjetivo sobre el riesgo de fuga o la reiteración delictiva.  A juicio del tribunal, esto son "meras intuiciones o especulaciones puramente subjetivas". 

El auto hace alusión a uno de los argumentos esgrimidos por las acusaciones, que alertaban del riesgo de que los acusados atentasen contra el la intimidad de la su víctima. "Entre el riesgo incierto de que el derecho a la intimidad de la denunciante pueda verse afectado y la privación actual del derecho a la libertad de los procesados, la ponderación de valores y bienes jurídicos en juego debe resolverse a favor del derecho a la libertad", zanja el tribunal.

En cuanto al riesgo de que vuelvan a delinquir, las acusaciones en su recurso alegaron el presunto abuso sexual cometido en Pozoblanco (Córdoba) solo dos meses antes de San Fermín. Pero el tribunal responde que estos hechos son "irrelevantes" para esta causa y recuerda además que los acusados han planteado ante el tribunal de Pozoblanco que las imágenes que sirvieron para acusarles en este segundo caso les fueron intervenidas de sus móviles de forma ilícita, una cuestión que aún no se ha resuelto.

La decisión conocida este miércoles pero dictada el lunes es independiente a la que en los próximos días tendrán que tomar en relación con el guardia civil del grupo por el incidente del pasaporte, si bien en este auto insisten los jueces que no aprecian riesgo de fuga en los miembros del grupo. Para justificarlo, los jueces destacan "el innegable arraigo de los cinco procesados", "su acreditada falta de capacidad económica" o la "inexistencia de elemento alguno que permita aventurar siquiera cualquier tipo de vinculación con el extranjero".

Los cinco miembros de la Manada están condenados por este mismo tribunal a nueve años de cárcel por un delito de abuso sexual sobre una joven de 18 años durante los Sanfermines del año 2016.

El Gobierno de Navarra estudia recurrir

El Gobierno de Navarra ha mostrado su discrepancia con el auto de la Audiencia Provincial y estudia la posibilidad de presentar un recurso, a pesar de que el fallo judicial especifica que la decisión es firme.

La consejera de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, ha señalado en conferencia de prensa que en el auto se indica que la decisión es firme, pero en el Ejecutivo foral discrepan de que "eso sea exactamente así".

También ha considerado que "llama la atención" la "excesiva tardanza" de la sección segunda en pronunciarse sobre las peticiones de las acusaciones de ingreso en prisión del guardia civil de la Manada Antonio Manuel Guerrero por su intento de obtener en pasaporte en una comisaría sevillana. 



Volver arriba