Visita de los Reyes a Londres

Tres días en la corte del Brexit: el viaje más comprometido de Felipe VI

Felipe VI arranca este miércoles una visita de Estado de tres días al Reino Unido, sin duda su desplazamiento más comprometido. El Brexit oscurece las relaciones entre ambos países. 

Felipe VI, con el duque de Cambridge en una imagen de archivo.
Felipe VI, con el duque de Cambridge en una imagen de archivo. EFE

El equipo de la Zarzuela lleva casi dos años de preparativos. Es el desplazamiento oficial más comprometido de Felipe VI en sus tres años de reinado. Suspendido ya en dos ocasiones, finalmente los reyes viajan a Londres este martes, donde permanecerán hasta el viernes. Una espléndida oportunidad para que los británicos conozcan "la inteligencia y el talento de los reyes españoles", según Simon Manley, su embajador en Madrid.

Unas islas conmocionadas aún por el cimbronazo del Brexit, y sumidas en plena negociación con la UE para perfilar los detalles del divorcio, reciben a don Felipe y doña Letizia con curiosidad e interés. Han pasado 31 años desde la última visita de unos Reyes de España. En aquella oportunidad, don Juan Carlos y doña Sofía fueron alojados en el castillo de Windsor. Ahora, los monarcas españoles se hospedarán en el Palacio de Buckingham, muestra evidente de la atención que la Corona británica va a dispensar a sus huéspedes. 

La Familia Real británica ha previsto todos los detalles para agradar, complacer y subrayar la importancia de sus invitados. Habrá cenas, almuerzos y actos oficiales con casi todos los miembros, desde el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles al príncipe Guillermo y la princesa de Cambridge, pasando por la princesa Ana, de escasa actividad oficial. Nadie queda fuera de la agenda.

De la treintena de desplazamientos oficiales que ha realizado don Felipe al exterior, éste es posiblemente uno de los más delicados y de los más relevantes. Estados Unidos, Japón, las democracias vecinas, Arabia Saudí... El Rey ya ha visitado los países imprescindibles. El Reino Unido era la gran ausencia. La monarquía británica ejerce un papel de referencia las monarquías. "Esta visita tiene algo de obligado peregrinaje para cualquier monarca reinante", señala una fuente diplomática del Reino Unido. "Es una especie de confirmación, la puesta de largo del reinado de don Felipe", añade. 

Un gesto destacado e infrecuente

La política y la economía tendrán principal protagonismo en este viaje. Casi una veintena de altos directivos de las principales españolas (Botín, Pallete, Galán, Isla, Del Pino...) acompañan a los Reyes. La inquietante sombra del Brexit no puede ser ignorada. Los intereses españoles en el Reino Unido son de enorme importancia. Tercer destino de nuestras ventas y quinto de nuestras compras. 300.000 británicos residen en nuestro país y 130.000 españoles lo hacen allí. 10.000 jóvenes españoles estudian en sus universidades. El grupo internacional más numeroso de turistas que llega a España proviene de las islas. Cifras y números de enorme relevancia, ahora en la cuerda floja.

"Queremos que los españoles se queden", decía el embajador británico. Y que las empresas españolas, también. No será fácil. Bruselas negocia duro y Londres no se aclara. Don Felipe conversará sobre este particular con la primera ministra Theresa May, cuya fortaleza política quedó devaluada tras el nefasto resultado conseguido por los tories en las recientes elecciones generales.

La sombra del Peñón

El Rey don Felipe también hará referencia a Gibraltar en su mensaje ante los parlamentarios británicos. Ya lo hizo don Juan Carlos en su momento. El Peñón dejará de ser europeo en cuanto se consume el Brexit. Una oportunidad para la diplomacia española. "Lo primero son las personas", recuerda el embajador británico. "Hay 7.000 españoles que se desplazan cada día a su puesto de trabajo en la Roca".

Erizada de aristas, salpicada de problemas -y alguna que otra trampa- la Casa Real aborda este trance con la confianza de que un desarrollo razonable del programa permitirá no sólo consolidar las singulares relaciones entre los dos países sino que también, estrechará algo más los vínculos entre las dos casas reales. Felipe VI anhelaba este viaje. De ahí su enorme frustración tras el doble aplazamiento. Esta semana está subrayada en Palacio con tinta muy especial. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba