El expresidente de la Generalitat Quim Torra ha registrado este jueves la solicitud para poner en marcha la creación de su oficina de expresidente y acogerse a las prerrogativas que corresponden a los exjefes del Ejecutivo catalán.

En un comunicado, ha explicado que la creación de la oficina de expresidente quedará "sin efectos" en el caso de que el Tribunal Constitucional (TC) acepte las medidas cautelares pedidas por su defensa.

Además, ha informado de que su voluntad es instalar la oficina de expresidente en la Casa Solterra de Girona.