Corrupción en Cataluña Un testaferro de los Pujol confiesa que transfirió 8,8 millones de euros del clan

El exdirector de la TV de Andorra reconoce al juez De la Mata en su declaración como imputado por videoconferencia que una de sus empresas intermedió entre cuentas de Jordi Pujol Ferrusola: "Tampoco soy tan tonto, me miro las cosas", declaró al instructor

Jordi Pujol Ferrusola.
Jordi Pujol Ferrusola. EFE

"¿Entonces Jordi Pujol le decía: puede firmar, y entonces usted firmaba?", le preguntó el juez del 'caso Pujol', José de la Mata, a Francesc Robert Ribes, exsocio del clan del expresident catalán y exdirector de la televisión de Andorra, que declaró como imputado el pasado 15 de diciembre. Ante esa pregunta directa, con la que De la Mata buscaba saber si este empresario había actuado como testaferro de Jordi Pujol Ferrusola en una inversión en México, Robert Ribes contestó de forma titubeante: "A ver, tampoco soy tan tonto, me miro las cosas. Yo no negociaba, en el caso de que me hubiera parecido mal no hubiera firmado".

Y en ese momento De la Mata le replicó: "Me imagino que como usted no conocía el negocio que tenía Pujol con ellos, me imagino que sería Pujol quién le diría: Francesc, esto está bien, puedes firmarlo". "Me lo diría", acabó reconociendo el presunto testaferro al magistrado que instruye el caso.

La anterior declaración del exdirector de la televisión de Andorra fue el colofón del interrogatorio del juez, que con anterioridad había comenzado una pregunta disculpándose por ser "un poquito pesado", porque en ese momento comenzó a relatar, una a una, las transferencias de dinero a las que una empresa de Francesc Robert Ribes sirvió de puente entre las cuentas de los Pujol.

"Consta que desde posiciones de Claremont [Empresa de Robert Ribes] se transfirieron a posiciones de Comercializadora Haklaab [empresa de Pujol Ferrusola] las cantidades siguientes que le voy a decir: voy a tardar un poquito, va a ser un poquito pesado, pero tenga paciencia: 1.935.010 dólares, 750.000 dólares, 100.000 dólares, 835.000 dólares, 237.500 dólares, 1.500.000 dólares, 125.000 dólares, 350.000 dólares, 250.000 dólares, 155.278 dólares, 82.000 dólares, 300.000 dólares, 25.000 dólares, 75.000 dólares, 50.000 dólares, 94.800 dólares, 3.600.000 dólares y 585.000 euros". Y tras finalizar la lectura de las cifras, De la Mata preguntó: "¿Estas cantidades con qué se correspondían?".

"No lo recuerdo"

Francesc Robert Ribes contestó con evasivas: "No tengo ni idea, no recuerdo". Pero De la Mata prosiguió con su interrogatorio y recordó que esas transferencias se habían realizado desde las cuentas del propio Robert Ribes, por lo que sí tenía que conocer el motivo de las mismas: "No cuadra con lo que dijo anteriormente, y las cantidades son un buen montón de millones de dólares", completó el instructor, que consiguió finalmente que el testaferro contestara: "Puede ser que las cantidades que el señor Pujol transfiera lo hiciera a través de Claremont [su empresa], no lo recuerdo".

Jordi Pujol junto a su esposa, Marta Ferrusola.
Jordi Pujol junto a su esposa, Marta Ferrusola. EFE

En ese momento, De la Mata avanzó en su interrogatorio, y preguntó al presunto testaferro sobre los 18 convenios que había firmado con la empresa de Pujol Ferrusola, y cuyos pagos coincidían con las cantidades que previamente había relatado, una a una, el instructor, y que suponían 10.464.588 dólares [8,8 millones de euros] y 585.000 euros [en total 9,4 millones de euros]: "¿Cuál es la razón de ser de estas transferencias?, interpeló el instructor, a lo que el imputado explicó que los 585.000 euros eran suyos y el resto de Pujol Ferrusola: "¿Estos 18 convenios eran cantidades que entregaba por cuenta de Jordi Pujol?". Y Francesc Robert Ribes contestó de forma escueta: "Si".

Si Pujol quería pasar a través de mi sociedad, pues yo le daba paso. No sé por qué motivo el no quería tenerlo a su nombre, no sé por qué?", dijo Robert Ribes

"¿Por qué razón se utilizó esta vía para hacer estas transferencias, porque si Jordi Pujol quiere entregar una cantidad a [su propia empresa] Haklaab una cantidad, lo que tiene que hacer es entregarla de manera directa, y se utiliza un sistema distinto, que es transferirla a una sociedad que es Clairmont, para que la transfiera?", pregunta el juez, a lo que el imputado responde: "En el mundo de los negocios muchas veces se hacen transferencias a través de sociedades. Si Pujol quería pasar a través de mi sociedad, pues yo le daba paso. No sé por qué motivo el no quería tenerlo a su nombre, no sé por qué?", dijo Robert Ribes, a lo que De la Mata replicó: "Pues esa es la pregunta".

El imputado insistió entonces en que desconocía el motivo y que realizó las transferencias por amistad con Pujol Ferrusola, que no pagaba ni los abogados: "Él pagaba de vez en cuando los abogados, que le cuesta pagar cosas. Era un favor", relató al juez.

Salas de juego

En su incisivo interrogatorio, a cuyo audio ha tenido acceso Vozpópuli, De la Mata pregunta sobre los 18 convenios firmados entre el presunto testaferro y el primogénito del expresident catalán y Marta Ferrusola: "¿Para qué se entregaba este dinero a Haklaab?", interpeló el instructor. Y el imputado respondió de forma airada: "Vamos a ver, esa pregunta la he respondido antes, era para un proyecto de creación de salas de juego y casinos. Estamos repitiendo las preguntas, perdóneme".

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol TONI ALBIR

"A ver, mire, ¿cuando dice esto se refiere a su medio millón o se refiere a todo?", preguntó De la Mata, y Robert Ribes respondió de forma categórica: "Me refiero a todo". Sin embargo, esta constestación dio pie al juez a continuar el interrogatorio, y encontrar una nueva contradicción del declarante: "¿Si esta pregunta que le parece estúpida, la he formulado, es precisamente para dar entrada a las siguientes tres preguntas: en el caso del convenio de 2006 por importe de 1.935.010 dólares se dice que la cantidad será para inversiones en Avanti, lo cual parece que no es exactamente para casinos. En este caso me puede explicar para qué era".

Y en ese momento Francesc Robert Ribes, que había caído en una evidente contradicción dijo: "No le puedo explicar nada. Avanti de entrada no sé qué es. No era dinero mío, la negociación no la hice yo y Avanti no sé qué es", reconoció el presunto testaferro, al que de De la Mata volvió a preguntar: "Ahora sí voy a repetir la pregunta. Fíjese, que aunque a usted la parecía tan obvio, en este caso no es para los casinos, ¿conoce la explicación?".

"No tengo memoria"

Y entonces Francesc Robert Ribes no pudo realizar una respuesta plausible y aseguró: "Sí, conozco la explicación, sí. La explicación es que no tengo memoria para recordar todo lo que he firmado, yo me acuerdo de mi medio millón y lo que yo firmé, lo que firmé a través de otra sociedad para otra persona, señoría, no me acuerdo", trató de zanjar el imputado, que de esta forma no lograba resolver sus contradicciones.

Francesc Robert Ribes, que comenzó el interrogatorio asegurando que estaba "enfadado" por estar imputado en el 'caso Pujol', y al que su propio abogado tuvo que pedir moderación en sus respuestas, aprovechó el resfriado del juez para tratar de 'tender puentes' con el instructor y aseguró: "Cuídese el resfriado", dijo el declarante ante la tos del juez, a lo que De la Mata contestó: "Ya, muchas gracias, hombre", y siguió con su interrogatorio sobre los pagos realizados a los Pujol.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba