El juez de la Audiencia Nacional que investiga los contratos del BBVA con el comisario José Manuel Villarejo ha puesto ya fecha a la declaración como imputado del actual jefe de auditoria interna de la entidad, Joaquín Gortari, por su posible participación en hechos que podrían ser constitutivos de cohecho y descubrimiento y revelación de secretos, como adelantó Vozpópuli. La comparecencia será el 15 de julio a las 10.00 horas.

En una providencia del titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García-Castellón, pone fecha a la comparecencia y remite al auto con fecha de 24 de junio por el que rectificaba su decisión previa de no imputarle en la causa y atendía al recurso presentado por el abogado Felipe Izquierdo, quien está personado como perjudicado en la causa por haber sufrido el espionaje del comisario por orden de BBVA.

"A la vista del presunto carácter delictivo de los hechos que se refieren en el recurso, y ante la existencia de indicios que permiten inferir, desde la provisionalidad de este momento, la participación de Gortari, quien suscribe esta resolución considera útil y necesario su llamamiento, a fin de que pueda explicar si tuvo alguna participación en los mismos", señalaba entonces el juez.

Cambio de opinión

El magistrado, en la resolución, explicaba que anteriormente no había accedido a su imputación porque no se razonaba adecuadamente la motivación, y recriminaba al Ministerio Fiscal que se adhiriera a la petición de Izquierdo alegando que no era estrictamente una diligencia de prueba sino una "imposición del sistema procesal penal".

"El sometimiento de una persona al procedimiento es un acto procesal que exige un esfuerzo por el instructor, en ningún caso puede resultar de una mera imposición legal, pues ello supondría someter al proceso penal a un principio inquisitivo incompatible con nuestro sistema de garantías constitucionales", recordaba.

No obstante, en el punto tercero de los razonamientos jurídicos, indicaba que en el recurso presentado por Izquierdo contra esa primera decisión "se exponen los motivos que justifican la citación como investigado del mismo", y por tanto acuerda la comparecencia de quien fuera jefe de gabinete del ex presidente de BBVA Francisco González.

Desestima la fianza de dos millones

En ese mismo auto, el juez se alinea con la Fiscalía al entender que debe volver a desestimar la fianza de más de dos millones de euros que Izquierdo interesaba. El abogado quería que respondieran de ese monto tanto Gortari como González y el propio BBVA para que aseguraran las responsabilidades pecunarias que puedan derivarse de los hechos presuntamente delictivos.

Izquierdo alegaba para pedir la imputación de Gortari que la entidad bancaria dio órdenes de espiarle con flagrante vulneración de su intimidad y violación de sus derechos fundamentales por orden de González y de el ahora investigado. El juez debe fijar ahora fecha para su declaración.