La Junta ha anunciado este martes que las clases en la Universidad de Granada no podrán desarrollarse de forma presencial en las dos próximas semanas para evitar desplazamientos, así como que los colegios mayores deberán cerrar a las diez de la noche y que habrá cribados en todos en los que se haya detectado un solo positivo.

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, ha señalado en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno que Granada "no cumple hoy los criterios para proceder al cierre de la ciudad", pero "no podemos cruzarnos de brazos", ha advertido, recordando que tiene una incidencia acumulada de 501 casos de coronavirus por 100.000 habitantes y destacando que en los últimos días se han detectado más de 150 contagios en siete residencias universitarias de Granada.

"Hay que tomar decisiones"

Así, y aunque Granada como ciudad no esté en esa situación de cierre hoy, para que no lo esté dentro de dos semanas hay que tomar decisiones", ha agregado el consejero, quien ha precisado que todas las medidas estarán recogidas en una orden de obligado cumplimiento que entrará en vigor este miércoles.