España

El Supremo empezará el 21 de junio a deliberar sobre los recursos a la sentencia de 'La Manada'

En vista pública, tomarán la palabra la Fiscalía, los abogados de la víctima, los cinco condenados y las acusaciones populares en nombre de la Comunidad de Navarra y del Ayuntamiento de Pamplona

Imagen de archivo de 'La Manada'
Imagen de archivo de 'La Manada' VP

La Sala Segunda del Tribunal Supremo comenzará a revisar el 21 de junio los recursos contra la sentencia de 'La Manada'. Aquella en la que en noviembre de 2018 cinco jóvenes fueron condenados a nueve años de prisión por un abuso sexual con prevalimiento en los Sanfermines de 2016.

Los magistrados se reunirán en vista pública para estudiar los recursos de casación presentados contra el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra. Tomarán la palabra la Fiscalía, los abogados de la víctima, los cinco condenados y las acusaciones populares en nombre de la Comunidad foral y del Ayuntamiento de Pamplona.

La revisión estará a cargo del tribunal presidido por el magistrado Andrés Martínez Arrieta, e integrado además por Francisco Monterde, AnaFerrer, Vicente Magro y SusanaPolo, ésta última como ponente.

Abuso y no agresión

El 26 de abril de 2018 el TSJ de Navarra dio a conocer el fallo mediante lectura pública ante los medios de comunicación. Lo hizo cinco meses después de que se iniciara el juicio por los hechos cometidos en los Sanfermines de 2016. En aquella sentencia se absolvió a los cinco acusados del delito de agresión sexual por el que fueron procesados junto a un delito contra la intimidad y robo con intimidación. 

Los magistrados alegaron que las acusaciones no habían probado "el empleo de un medio físico para doblegar la voluntad de la denunciante, que con arreglo a la doctrina jurisprudencial implica una agresión real más o menos violenta, o por medio de golpes, empujones, desgarros". Según consta en la sentencia, los cinco jóvenes no habían utilizado una fuerza "eficaz y suficiente" para vencer la voluntad de la denunciante y "obligarle a realizar actos de naturaleza sexual, integrando de este modo la violencia como elemento normativo del tipo de agresión sexual". 

A su juicio, lo que sucedió en aquellos Sanfermines fue un abuso sexual. "Los procesados conformaron de modo voluntario una situación de preeminencia sobre la denunciante, objetivamente apreciable, que les generó una posición privilegiada sobre ella, abusando de la superioridad así constituida para presionarle, e impedir que tomara una decisión libre en materia sexual", aseguraron los jueces.

Voto particular contrario

Uno de los tres magistrados del tribunal de la Audiencia Provincial de Navarra emitió un voto particular contrario a la sentencia. En él, sostuvo que no hubo agresión sexual y tampoco abuso sexual.

"No puede calificarse como agresión o abuso en función de si la mujer la disfruta o no", señaló. Entre otros argumentos, subrayó que la joven afirmó "sin reticencias que no se resistió, ni intentó huir de ninguna manera"; asegura que no vio, ni en los vídeos ni en las fotos, "miedo atroz" alguno por parte de la joven; que se percibe "un ambiente de jolgorio"; y además destaca el hecho de que la denunciante fuese "capaz e mantener su actividad en redes sociales". Por todo ello, pidió la absolución de estos cargos de todos los acusados.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba