El Tribunal Supremo celebra este miércoles una vista pública para revisar el recurso que presentó la portavoz de Podemos, Isa Serra, contra su condena de un año y siete meses de prisión por atentado a la autoridad a raíz del intento de frenar un desahucio en Madrid el 31 de enero de 2014.

Serra, que tras la marcha de la política de Pablo Iglesias se queda al frente del grupo de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, fue condenada también por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid a 19 meses de inhabilitación para el derecho al sufragio pasivo y una multa de 2.400 euros que se suman a los 5.250 euros de indemnización a los dos agentes heridos.

En principio la condena no implicaría el ingreso en la cárcel, por unos hechos que sucedieron antes de que Serra obtuviera un escaño en la Asamblea.

La ahora líder de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, que fue condenada por los delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves y daños y absuelta de desórdenes públicos, recurrió ante el Supremo por considerar que la sentencia se sustentaba "exclusivamente en pruebas subjetivas" como declaraciones "vagas" de policías presentes en el desahucio que intentó frenar en Lavapiés.

Serra "llevaba la voz cantante" y les "insultó

En respuesta, la Fiscalía pidió sin embargo que se confirme la sentencia al sostener que las declaraciones de los agentes "habían sido precisas, claras y contundentes, sin atisbo de duda o reserva", que cinco de ellos reconocieron que Serra "llevaba la voz cantante" y les "insultó -con especial escarnio a las mujeres policías- y les lanzó objetos" además de dirigirse a ellas con "especial inquina".