Sortu ha realizado este lunes, 12 de octubre, un acto de protesta en Pamplona coincidiendo con la celebración de la Fiesta Nacional, motivo por el que ha colocado frente al Palacio de Navarra una estatua del Rey Felipe VI y otra de Colón para, posteriormente, derribarlas.

El objetivo de la formación de la izquierda abertzale con esta escenificación era "denunciar el carácter imperial del reino español".

El acto estaba convocado por Sortu en colaboración con miembros de Mujeres del Maíz (comunidad nicaragüense), Africa United, Compartiendo Raíces (comunidad ecuatoriana) y Asociación Cultural Munata (comunidad boliviana).

Sogas al cuello

En el acto, en la avenida de Carlos III, frente al Palacio de Navarra, se han instalado las dos estatuas, a las que a continuación se han colocado sendas sogas al cuello. Varias personas han tirado posteriormente de las cuerdas para derribarlas. Después, los manifestantes han mostrado el lema 'Gora herriak' (Vivan los pueblos).