Sin sopresas en el último sondeo que se ha publicado sobre la intención de voto en las elecciones vascas que tendrán lugar el próximo 12 de julio. El PNV volvería a ganar los comicios e incluso podría mejorar en uno o dos escaños el resultado obtenido en las autonómicas de mayo de 2016.

En concreto, la encuesta realizada por NC Report y publicada este lunes por La Razón otorga al PNV un 38,1% de los votos y 29 o 30 diputados, por encima del 37,4% de los apoyos y los 28 parlamentarios obtenidos en esos últimos comicios vascos.

Ese resultado, sumado a los 10 o 11 diputados que obtendría el PSE gracias al 13,3% de los votos (en lo que sería una mejorar respecto a 2016, en donde el 11,9% de los apoyos supuso un resultado de nueve escaños autonómicos), permitiría a Iñigo Urkullu seguir siendo Lehendakari con la misma colación con la que gobierna ahora: con los apoyos de los socialistas vascos.

EH Bildu volvería a ser el segundo partido en representación en el Parlamento vasco con 18 o 19 diputados y un apoyo del 22,9%. Por su parte, la coalición PP con Cs no conseguiría mejorar los resultados de los populares en solitario en 2016 y se quedaría con el mismo número de diputados o incluso podría perder uno: pasaría del 12,1% al 10,8% de los votos y de nueve a ocho o nueve parlamentarios.

Podemos, los que más pierden

Elkarrekin Podemos sería el partido que más perdería, ya que de unos comicios a otros se dejaría casi cinco puntos, pasando de ser el tercer partido a ser el quinto. Los morados, que lograron en 2016 11 diputados gracias al 14,8% de los votos, se quedarían ahora con siete u ocho escaños con un 10,1% de los apoyos.

Por último, Vox podría estrenarse en el País Vasco, ya que el 2,6% de votos que le otorga esta encuesta le podría hacer conseguir un diputado.