La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares celebra, este viernes a las 11.30 horas, una vista previa del juicio a un acusado de delito de abuso sexual continuado a una menor.

La Fiscalía solicita cinco años de prisión para el hombre, quien supuestamente aprovechó su condición de sacerdote para hacer que la menor entrara en una estancia de la iglesia donde estaba rezando para realizarle tocamientos sexuales.

Según el escrito del fiscal, el acusado presuntamente aprovechó días después que la menor estaba con su familia en el centro religioso para repetir sus actos y abusar de la menor.

El fiscal pide, además de los cinco años de cárcel, la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 500 metros y la obligación de realizar un programa formativo de educación sexual.