Los sindicatos con representación en el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación han remitido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para denunciar la "pasividad" hasta el momento para resolver el problema de la vacunación del personal del Servicio Exterior y para reclamar que se adopte un plan que les permita inocularse.

La misma misiva, que suscriben CCOO, CSIF, FEDECA/ADE, SISEX y UGT, ha sido remitida también a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, así como a la propia ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

En el documento han lamentado la "pasividad" frente a las peticiones formuladas en los últimos meses respecto a la vacunación del personal destinado en el extranjero, unas 7.000 personas, y aquellos que próximamente tendrán que asumir cargos fuera de España.

"Es lamentable que a fecha de hoy aún no hayan tomado las medidas necesarias para que, en coordinación con el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas se proceda a la vacunación de los funcionarios y empleados del servicio exterior, así como de sus familias, en aquellos países donde sea necesario", sostienen en la carta.

Vacunas no homologadas

En este sentido, recuerdan que se pidió la elaboración de una lista con los países cuyas condiciones sanitarias se consideran precarias y que por tanto quienes están destinados en ellos deberían tener prioridad para recibir la vacunación, sin que esto se haya producido hasta ahora.

Además, advierten de que en algunos países está previsto inocular a la población vacunas que no han sido homologadas por la UE y en otros "ni siquiera hay un plan de vacunación".

Por ello, ante la "inacción y la falta de planificación", los sindicatos piden a Sánchez que se elabore "un plan de vacunación específico para el personal en el exterior, así como de sus familias, con carácter inmediato".

Asimismo, plantean que se plantee la posibilidad de que todos ellos puedan ser vacunados en el gabinete médico de Exteriores, aprovechando sus viajes a España, así como con carácter previo a su salida hacia su destino en el exterior.

Por otra parte, exigen que se aclare por qué el personal del Ministerio del Interior y del Ministerio de Defensa destinados en el extranjero ya han sido vacunados, algo que no ha ocurrido con los funcionarios del Ministerio de Exteriores.

"Resulta doloroso que se haya llegado a esta situación", remachan los sindicatos, que inciden en que el personal del Servicio Exterior "se encuentra sumido en el desasosiego y la intranquilidad" y muchos de ellos están ejerciendo sus funciones en "circunstancias especialmente duras".

Laya rebaja la polémica y recuerda que hay muchos funcionarios sin vacunar

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha quitado hierro a la polémica por la falta de un plan de vacunación para que el personal del Servicio Exterior pueda ser inoculado, como han venido pidiendo los sindicatos, recordando que también en España hay muchos funcionarios que aún no se han vacunado.

La jefa de la diplomacia ha explicado en rueda de prensa con su homólogo de Croacia, cuando se inició el proceso de vacunación en España envió una carta a los países en los que hay funcionarios españoles destacados "proponiendo un intercambio en las vacunaciones" de forma que España vacunaría a los funcionarios de este país si estos hacían lo propio con los españoles.

Dicha vacunación se haría conforme a los "protocolos" que cada país adoptara para inocular a sus propios ciudadanos y sin darles "una prioridad específica", ha aclarado, precisando que por ahora son ya "más de 50 países los que han cumplido con esta pauta" y que han vacunado a los funcionarios españoles.

"Lo mismo estamos haciendo nosotros", ha añadido, explicando que el personal extranjero destinado en España está siendo vacunado conforme le va tocando al grupo de edad al que pertenece en el calendario de vacunación español.

No obstante, ha reconocido la ministra, hay algunos países "con dificultades específicas", como puede ser Haití, "donde no se ha recibido una sola vacuna" hasta la fecha, o Afganistán, Malí o Níger, países todos ellos en los que impera la inseguridad.

Soluciones específicas

En estos casos, el Ministerio está "buscando soluciones específicas con el Ministerio de Sanidad y con las comunidades autónomas" y tratando de encontrar respuestas que "se ajusten a las posibilidades y a la capacidad", ha indicado.

"En unos casos se facilitará la llegada de los funcionarios a España" para su vacunación y en otros "buscaremos acercar la vacuna a esos países terceros", ha precisado. Por otra parte, González Laya ha incidido en que "hay también muchos funcionarios que no se han vacunado en nuestro país porque todavía no les ha correspondido"

Y ante la preocupación que pueda haber por el personal desplegado en el exterior aún sin vacunar ha subrayado que el Ministerio tiene contratada una póliza de seguro y que "permite evacuar a aquellos que se encuentren en una situación sanitaria para la cual el país se encuentran no tenga la capacidad de ofrecerle cuidados médicos". El Ministerio, ha zanjado González Laya, se preocupa por el "cuidado" a los funcionarios, al igual que otros departamentos, porque son "nuestra mejor arma".